Ciriaco Benavente Mateos, fue nombrado ayer, por el papa Francisco, administrador apostólico de la Diócesis de Plasencia, durante el periodo de Sede Vacante. El nuevo administrador apostólico hará la Profesión de Fe y el Juramento de Fidelidad, ante el Colegio de Consultores, el próximo lunes, día 10 de enero, a las 12:00 horas.

Ciriaco Benavente Mateos, Obispo Emérito de Albacete, que desde su jubilación está residiendo en la casa sacerdotal de Plasencia, es un extremeño que nació en Malpartida de Plasencia en 1943.

Monseñor, cursó los estudios eclesiásticos en el seminario de Plasencia y fue ordenado sacerdote el 4 de junio de 1966. Es además, graduado social por la Universidad de Salamanca (1971).

Su ministerio sacerdotal comenzó en Béjar (Salamanca), donde fue coadjutor de 1966 a 1972 y luego párroco desde 1973 a 1979, de la parroquia de San Juan Bautista. Desde 1979 a 1982 fue rector del seminario de Plasencia y delegado diocesano del Clero entre 1982 y 1990.

Este último año, 1990, fue nombrado vicario general de la diócesis, cargo que desempeñó hasta su nombramiento episcopal el 22 de marzo de 1992 cuando fue ordenado obispo de la diócesis de Coria-Cáceres, permaneciendo en este cargo hasta diciembre de 2006, ya que en esa fecha fue nombrado obispo de Albacete, tomando posesión en la santa iglesia catedral el día 16 de diciembre de 2006.

Dentro de la Conferencia Episcopal Española, ha desempeñado el cargo de presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones (1999-2005 y 2011-2017).

El 25 de septiembre de 2018, la Santa Sede hizo público que el papa Francisco aceptaba la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Albacete presentada por monseñor, que había cumplido 75 años de edad el 3 de enero de 2018. Pasó así a la condición de obispo emérito de Albacete el 17 de noviembre de 2018.

Su antecesor, el que hasta ahora ha sido obispo de Plasencia, monseñor José Luis Retana, y a quién el papa Francisco ha encomendado ser el obispo de las diócesis de Salamanca y de Ciudad Rodrigo, tomó posesión de la diócesis civitatense en la santa iglesia catedral de Santa María, (y este domingo asume el gobierno de la de Salamanca) en una ceremonia presidida por el nuncio de su santidad en España, Bernardito Auza, a la que también acudió en su condición de obispo emérito de Albacete, Ciriaco Benavente, (nombrado ayer nuevo administrador apostólico de la diócesis de Plasencia durante el periodo de Sede Vacante, a la vez que una importante representación de la curia placentina, encabezada por el vicario general, Jacinto Núñez.

 

 

ciudad