La consejera de Movilidad, Transporte y Vivienda, Leire Iglesias ha calificado la situación de retrasos habituales en el nuevo tren de altas prestaciones desde el lunes, fecha de su puesta en marcha, como “ absolutamente indecente, absolutamente inaceptable para los extremeños, para las extremeñas y para el Gobierno regional”.

Iglesias ha comparecido en rueda de prensa para anunciar que la Junta de Extremadura se ha puesto en contacto con los responsables del Ministerio de Transportes para que “adopten con carácter inmediato soluciones, den explicaciones y asuman responsabilidades”.

Al parecer, según le consta a la consejera, la secretaria de Estado del Ministerio, ante la contundente exigencia del Gobierno regional, ha reunido al Comité, del que espera saber qué medidas se han tomado y se van a tomar para que desde mañana mismo los trenes circulen con normalidad, es decir, puntuales y con los servicios adecuados.

Además, la Junta de Extremadura quiere saber las causas del mal funcionamiento del servicio, que expliquen a qué se debe la concatenación de incidencias absolutamente inverosímiles, inesperadas y sin precedentes, y exige además que den la cara ante la población extremeña “porque, como mínimo, al menos nos merecemos ese respeto y que se asuman las responsabilidades necesarias”, ha declarado la consejera.

Leire Iglesias ha añadido que, si a pesar de las múltiples pruebas realizadas para determinar la viabilidad de las infraestructuras y de los trenes cara a la puesta en marcha de la línea de altas prestaciones, algo no funcionaba correctamente y alguien no ha sido consciente de esta situación, los responsables deben asumir su responsabilidad en cualquier caso. “No queremos cuentos, excusas ni explicaciones técnicas, queremos cuentas y soluciones con carácter inmediato. Y esto es lo que le hemos trasladado esta mañana al Ministerio esperando que las tres cosas, las soluciones, las explicaciones y las responsabilidades se den ante los extremeños y las extremeñas”.

Sean los trenes o sea la infraestructura se deben adoptar soluciones para que el servicio funcione adecuadamente y es lo que debe exigir la Junta de Extremadura, ha concluido la consejera de Movilidad, Transporte y Vivienda.

 

ciudad