Ponte en Órbita visitas desde 2

Los nacimientos o adopciones que hayan tenido lugar en entidades locales de la provincia de Cáceres, con menos de 1.500 habitantes, entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de 2020 contarán con una ayuda económica de 1.000 euros. La medida ha sido adoptada por la Diputación provincial en su lucha contra el despoblamiento en el medio rural. convocando las “Ayudas a la Natalidad o Adopción 2020”, que han sido publicadas en el BOP el martes pasado.

 

Los nacimientos o adopciones que hayan tenido lugar en entidades locales con menos de 1.500 habitantes de la provincia de Cáceres entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de 2020 pueden contar con una ayuda económica de 1.000 euros.

Se trata de la convocatoria, publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), de “Ayudas a la Natalidad o Adopción 2020” con las que la Diputación de Cáceres pretende incentivar nacimientos o adopciones, luchando así contra el despoblamiento del medio rural, y también ayudar a los establecimientos comerciales de los pueblos, ya que las ayudas concedidas deberán ser gastadas en productos necesarios para “la alimentación, higiene, farmacia y parafarmacia para los/as nacidos/as o adoptados/as, en establecimientos comerciales de la localidad, siempre que exista comercio o farmacia abiertos en ella y en el caso de que no exista se podrán adquirir en cualquier otro de la comarca”, tal como se indica en las bases.

La cuantía total con que cuenta esta convocatoria para el año 2020 es de 250.000 euros, y se podrán hacer las solicitudes hasta el 30 de noviembre, vía telemática, a través de la sede electrónica de la Diputación.

Los beneficiarios deberán tener residencia administrativa en cualquiera de los municipios de la provincia de Cáceres con menos de 1.500 habitantes y una renta correspondiente a la unidad de convivencia no superior a los 18.000 euros. Solamente una persona podrá ostentar la condición de beneficiaria respecto a un mismo menor.

Hay que recordar que la Diputación de Cáceres aprobó por unanimidad, en pleno, el 25 de noviembre de 2016, el texto del llamado “Pacto político y social en el marco de las estrategias de desarrollo sostenible contra el despoblamiento”, cuyo objetivo era gestionar el compromiso y las iniciativas de los grupos políticos y sociales de la provincia para frenar la tendencia al despoblamiento en el medio rural e incorporar medidas dirigidas a los ayuntamientos. De ahí, una serie de ayudas y medidas piloto aprobadas durante los ejercicios 2017, 2018 y 2019. Ahora, con esta nueva medida se quiere ayudar económicamente a las personas que residen en los municipios de la provincia y, de alguna manera, potenciar el comercio local para evitar el despoblamiento e incentivar el mantenimiento de puestos de trabajos o el emprendimiento en el mundo rural.