OPINIÓN

Vox Navalmoral. Aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

¿Qué es más importante? ¿La ideología política o lo que esa persona ha hecho por su pueblo?  Sólo en las dictaduras prevalece lo primero sobre lo segundo…

La ley de Memoria Histórica ya de por sí es una Ley sectaria e injusta que pretende mostrar la historia desde un punto de vista único y sin una perspectiva de la época a la que se refiere, la guerra civil y el franquismo, período que concluyo con la muerte del dictador en 1975.  Pretenden reescribir nuestra historia casi ochenta años después. Las políticas socialistas como esta aprobadas por J.L.R. Zapatero y mantenidas por el Gobierno de M. Rajoy sólo han traído crispación, enfrentamientos y un gasto a las arcas públicas.

En Navalmoral tenemos el más claro ejemplo de todo esto. En 2018 el PSOE moralo encarga un informe a Don Domingo Quijada para analizar las calles afectadas por dicha ley, Quijada, como todos los trabajos que firmaba, elaboró un catálogo con todo lujo de detalles y datos reales explicando cada caso, pero parece no fue del agrado del equipo socialista y estos recurren a un comité de expertos que asesora y dictamina otra cosa distinta, eso sí, sin ningún tipo de explicación histórica, solo con base ideológica.

La historia de Navalmoral ha sufrido un auténtico atropello y ha quedado claro que a esta ley y sus ejecutores sólo les interesa la ideología y no los hechos. Con los ejemplos de Don Agustín Carreño, Sánchez Arjona, Sanz Catalá entre otros, que trajeron a Navalmoral el agua corriente,  alcantarillado, parque municipal, colegios, ambulatorio, mercado de abastos, reapertura del  hospital antipalúdico, cuartel de la guardia civil, las viviendas de protección oficial y un largo  etcétera, queda claro que no les interesa la historia, sino utilizarla para hacer política a costa de  la reconciliación y el abrazo que se dieron los españoles hace ya muchos años. Otra cortina de humo para que nos olvidemos de la situación que atravesamos y el negro futuro que se nos avecina y de la que por supuesto VOX Navalmoral nunca formará parte.

Jorge Martín Trancón, Portavoz VOX Navalmoral