Unidas Por Navalmoral ha emitido un comunicado, tras la celebración del Pleno donde se aprobaron los Presupuestos Municipales, para explicar el sentido favorable de su voto.

Desde Unidas por Navalmoral deseamos dar cuenta a la ciudadanía morala de los motivos que nos han empujado a dar nuestro apoyo a los presupuestos municipales del presente año.

Al ser llamados por el Equipo de Gobierno a participar en su elaboración, nuestro objetivo fundamental era evidente: debíamos poner el acento, dentro de las siempre limitadas competencias municipales, en intentar paliar los efectos socioeconómicos derivados de la crisis sanitaria. Como todos y todas sabemos, la pandemia ha azotado duramente a todos los sectores de nuestra economía local, especialmente a nuestros autónomos y pequeños empresarios, así como una cantidad importante de familias que se encuentran en la actualidad en una situación de extrema dificultad con recursos materiales e ingresos precarios, bajo mínimos.

Es por ello que nuestras propuestas se centraron fundamentalmente en dos cuestiones: la creación de empleo, y el apoyo a nuestros autónomos y microempresas.

El alarmante índice de desempleo de nuestra localidad, en torno al 23%, junto con una gran cantidad de jóvenes en paro que están deseando trabajar, y ante la siempre eterna y frustrada espera de la llegada de empresas privadas a nuestra ciudad, nos obligaba a tomar las riendas en este asunto, y satisfacer, dentro de nuestras limitadas posibilidades, ese derecho al trabajo. Por ello estos presupuestos recogen un plan de empleo con fondos enteramente municipales, gracias a ser esta, la del empleo, una competencia ahora recuperada por los ayuntamientos.

Al mismo tiempo, en aras a satisfacer las demandas de financiación por parte de nuestros autónomos o pequeños empresarios para sus negocios, propusimos, y así está recogido en nuestros presupuestos, la implementación de una línea de microcréditos de interés cero. Medida esta que considerábamos totalmente necesaria, más aún ante los abusos financieros por parte del sector bancario fruto de su actual modelo de concentración.

Encaminada a esa creación de empleo pero sobre todo dirigida a dotar a nuestra ciudad de un servicio fundamental como es el del transporte público, propusimos también, y así queda recogido en los presupuestos aprobados, la creación de una línea de transporte municipal que haga accesible los diferentes puntos de nuestra ciudad (hospital, ciudad deportiva, barrios periféricos…) para aquellas personas que tienen dificultades para el desplazamiento, de forma económica, y apostando así también por la sostenibilidad al desincentivar el uso del vehículo privado.

Otra medida encaminada a activar nuestra economía local y favorecer así la circulación local de rentas es el fomento del comercio de proximidad, mediante la creación de un mercado de abastos municipal. Un espacio modesto pero que intente cubrir el vacío dejado por la a nuestro juicio errónea decisión del derribo del edificio que albergó durante décadas ese mercado.

La construcción de pistas polideportivas que permitan la actividad deportiva al aire libre en una zona que en la actualidad se encuentra sin aprovechamiento alguno como es el Recinto Ferial del Canchigordo, o la creación de una partida económica relativa a dar cumplimiento íntegro a la Ley de Memoria Histórica de 2007 como a la ley de Memoria Democrática de Extremadura sacando a nuestro municipio de la situación de ilegalidad en la que se encuentra han sido algunas de otras nuestras propuestas recogidas en estos presupuestos.

A pesar de todas estas medidas, reconocemos también que nuestra propuesta inicial era bastante más ambiciosa pues nuestro objetivo último pasa por la creación de empresas públicas municipales en todas aquellas actividades susceptibles de explotación económica que no cubre la iniciativa local privada o lo hace de manera ineficiente. Creemos que en Navalmoral existe un potencial económico que el sector público tiene la obligación de activar.

Al mismo tiempo entendíamos que esto sólo podría llevarse a cabo, dadas las limitaciones presupuestarias si lográbamos aumentar los ingresos y reducir los gastos del consistorio; algo que por otra parte no es más que una cuestión de buen gobierno y justicia social cuando hablamos de dinero público.

Por ello, propusimos como partida relativa a los ingresos la ejecución de la aprobada en pleno municipal tasa de transporte energético, que entendemos dotaría a este ayuntamiento de una fuente de financiación importante; así como la renegociación de los contratos de servicios de energía y telefonía firmados por el Ayuntamiento buscando comercializadores de estos servicios que supongan un menor coste para las arcas municipales, el cual creemos es totalmente desproporcionado.

Además de todos estos temas, en nuestras conversaciones con el Gobierno municipal tratamos muchos otros temas que no por no estar recogidos explícitamente en estos presupuestos pensamos que deban ser relegados al olvido, como pueden ser la mejora y puesta en valor de nuestros espacios naturales, convertir nuestra ciudad en el epicentro del turismo ecológico y patrimonial del nordeste de Extremadura, o la apuesta por la divulgación científica en los programas culturales.

Creemos sinceramente que si estos presupuestos se ejecutan, estaremos trabajando en favor del bien común y del bienestar de la amplia mayoría social”.