La Central Nuclear de Almaraz (CNA) comunica que la Unidad I inicia su 29ºciclo de operación, tras finalizar la recarga de combustible a la que se incorporaron 1.100 trabajadores adicionales a la plantilla, la mayoría del entorno de la instalación y pertenecientes a unas 70 empresas de servicios que en su mayoría proceden de Extremadura.

Mientras se ha estado desarrollando esta parada para recarga en la Unidad I, que se inició día 22 de noviembre, la Unidad II de CNA ha seguido operando a plena potencia de forma ininterrumpida desde el pasado 9 de julio, garantizándose el suministro eléctrico al país.suponiendo un fuerte impacto social y económico para la zona.

La Unidad I de la Central Nuclear de Almaraz se conectó a la red eléctrica a las 04:15 horas del  día 9 de enero, una vez finalizados los trabajos correspondientes a su 28ª recarga de combustible, iniciándose de esta manera el vigesimonoveno ciclo de operación de esta unidad durante los próximos 18 meses.

En esta 28ª recarga de CN Almaraz I se han ejecutado más de 13.500 actividades de mantenimiento, entre las  que destacan la renovación de los elementos combustibles del núcleo del reactor, la inspección por ultrasonidos  de la brida y penetraciones del fondo de la vasija, la instalación del nuevo anillo de sellado de la cavidad, la  inspección por corrientes inducidas de los tubos de los generadores de vapor, la implantación de sellos pasivos  en las bombas principales de refrigeración, la sustitución de las válvulas de seguridad del presionador, la revisión  general de la turbina de alta presión, así como la limpieza e inspección de los cambiadores de calor del sistema  de refrigeración de componentes y el mantenimiento de los Generadores diésel de la unidad. Además, se han implantado 23 modificaciones de diseño, entre ellas las ligadas a requisitos y compromisos con el Consejo de Seguridad Nuclear. 

Durante este periodo de máxima actividad laboral en la central, se han mantenido y reforzado gran parte de las medidas de protección frente a la COVID 19 para proteger a las personas frente al riesgo de contagio por coronavirus que se habían implantado en las anteriores recargas de combustible. 

Una infraestructura Imprescindible

La Central de Almaraz es una infraestructura imprescindible que garantiza un servicio esencial como es la energía eléctrica al país, gracias al trabajo y compromiso de sus profesionales. En el año 2020, la instalación extremeña suministró más del 6 % de toda la electricidad anual consumida en España. Durante el pasado ciclo, en que esta Unidad I cumplió los 40 años de operación comercial, se logró su segundo mejor registro con 513 días de acoplamiento ininterrumpido a la red eléctrica nacional. Asimismo, la Central lleva acumulados 874 días y más de 5,7 millones de horas trabajadas, sin accidentes con baja.

Con un riguroso sistema de control basado en evaluaciones externas y auditorias, la central de Almaraz es una instalación de referencia mundial, puntera tecnológicamente, segura y fiable. En los últimos 10 años se han invertido más 600 millones de euros en la mejora de la seguridad, aumento de potencia, actualización, modernización y ejecución de los compromisos post-Fukushima. Gracias a esto, la Central Nuclear de Almaraz es aún más segura y tecnológicamente más avanzada que cuando inició su operación.