La Unidad I de la central nuclear de Almaraz se conectó a la red eléctrica a las 12 horas de ayer, 21 de junio, al concluir el programa de actividades correspondientes a su 27ª Recarga de Combustible, de esta forma se inicia el vigésimo octavo ciclo de operación. 

La Recarga nº 27 de la Unidad I de CNA ha tenido una duración superior a lo habitual, 67 días, para garantizar la protección frente al COVID 19 de todos los trabajadores.

Ponte en Órbita visitas desde 2

Durante este periodo se han reforzado las medidas de seguridad y prevención puestas ya en marcha desde el inicio de la pandemia para minimizar el riesgo de contagio. La prioridad de CNA es la protección de todos los trabajadores frente al COVID 19, aseguran desde la dirección, manteniendo los máximos niveles de prevención frente a la accidentabilidad, la seguridad nuclear y la protección radiológica.

Las medidas adoptadas han permitido que la 27ª Recarga de Combustible de CN Almaraz I se haya desarrollado de manera segura y preservando la salud de todas las personas que trabajan en la instalación. Entre las actividades más relevantes llevadas a cabo durante la parada destacan la inspección por corrientes inducidas de los 3 generadores de vapor, la inspección por ultrasonidos de la vasija, la revisión de sellos en la bomba de refrigeración del reactor número 3, la sustitución de 3 válvulas de seguridad del Presionador, el mantenimiento de válvulas de turbina principal y la sustitución del motor de bomba de carga número 2.

Centrales Nucleares Almaraz-Trillo agradecen públicamente el esfuerzo de todos los profesionales que trabajan en la Central de Almaraz y que hacen posible la garantía de un servicio esencial como es el suministro eléctrico al país.