Guadalupe ha acogido en el día de hoy la celebración de la Asamblea Extraordinaria de la Red de Cooperación de los Caminos Históricos de peregrinación a Guadalupe, una entidad sin ánimo de lucro, recientemente constituida que tiene entre otros objetivos promover el desarrollo de los caminos históricos a Guadalupe como producto cultural, turístico y económico.

La entidad tiene además, el objetivo de promover la incorporación a la Red de las capitales, ciudades, instituciones y organismos vinculados con los caminos históricos de peregrinación a Guadalupe, este último aspecto ya iniciado desde su constitución con la participación de 21 entidades, entre Ayuntamientos, Asociaciones, Grupos de Acción Local y Fundaciones.

Puede ser una imagen de 11 personas, personas de pie, monumento y al aire libre

La asamblea celebrada en Guadalupe ha servido para nombrar a la primera junta directiva de la entidad conformada por 12 entidades públicas y privadas de las comunidades de Castilla-La Mancha y Extremadura, con representantes en cuatro provincias, Toledo, Ciudad Real, Cáceres y Badajoz, y que será presidida por el alcalde de Guadalupe, Felipe Sánchez Barba. Junto al Ayuntamiento de Guadalupe formarán parte del órgano de decisión la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste, APRODERVI, el Ayuntamiento de Cáceres, el Ayuntamiento de Agudo, la asociación de peregrinos a Guadalupe, la ONG Acción Humanitaria, el Ayuntamiento de Alcoba de los Montes, ARJABOR, el Ayuntamiento de Plasencia, el Ayuntamiento de Campanario y el Ayuntamiento de Carrascalejo.

Como primer objetivo la dirección de este colectivo se propone sumar a más entidades a que se unan al proyecto y trabajar en un plan de acción que permita desarrollar el producto turístico “Caminos a Guadalupe” como una oportunidad de desarrollo social y económico de los pueblos y ciudades por las que atraviesan las rutas históricas de peregrinación, además de articular medidas sostenibles que contribuyan a fijar la población y especialmente, recuperar estas viejas rutas de valor cultural, medioambiental e histórico, todo ello aprovechando los fondos públicos que están surgiendo y que ayudarán a implementar esta ambicioso plan.