El Grupo Municipal Popular ha respondido en rueda de prensa el pasado jueves a las declaraciones que la alcaldesa morala, Raquel Medina, hacía en referencia a la procedencia de los 373000 euros que figuran en la cuenta 5740 “Efectivos y activos líquidos equivalentes. Caja restringida. Pagos a justificar” de la que con anterioridad el PP había pedido explicaciones .

Jaime Vega presentaba la comparecencia: “Esta oposición lo que ha hecho es detectar un desfase importantísimo de 373000 euros lo que significa que las cuentas anuales no reflejan la realidad y lo puso en conocimiento del Ayuntamiento el año pasado sin que el Ayuntamiento en todo un año haya hecho absolutamente nada, con lo cual se han vuelto a presentar unas cuentas que no se ajustan a la realidad, un año después sin que nada se haya hecho para justificar una cuenta que precisamente es eso “pagos pendientes de justificar”.

Por alusiones continuó Jesús Amor que reclamó las explicaciones “en papel y no a través de la prensa” explicaciones que asegura han pedido desde hace más de un año y en las diversas comisiones sin que se les haya explicado debidamente o habiendo recibido por parte de la Intervención la respuesta de que las cuentas habían estado expuestas durante 15 días sin que nadie hubiese presentado alegaciones a las mismas.

También se refirió al periodo de ocho años en el que fue responsable de la Consejería de Deportes indicando que efectivamente, ahora no se hace, pero entonces se utilizaban los pagos en efectivo de manera habitual ya que se realizaban muchas competiciones deportivas -muchas más que ahora- apostilló Jesús Amor, y se realizaban pagos en metálico en las entregas de premios como siempre se había hecho. También se usaba mucho esta forma de pago en lo referente a festejos, pero todo se justificaba con sus presupuestos correspondientes. De hecho, asegura Amor, las cuentas de Rafael Mateos están todas aprobadas por el Tribunal de Cuentas.

Quiso dejar muy claro que en ningún momento piensa que políticos del PSOE o políticos del PP hayan podido tener acceso a esos presupuestos con pagos en matálico, pero también consideró que en el Ayuntamiento en lugar de transparencia lo que hay es opacidad, ya que se les está ninguneando pues solicitan la celebración de las comisiones de cuentas y no se celebran.

Los populares insisten en que desde 2015 la alcaldesa no se ha molestado en saber de dónde procede y por qué permanece ese activo ficticio en la cuenta 5740 señalando “que, en mayo del pasado año, detectaron ese desfase y en la Comisión, el equipo socialista se comprometió a regularizar las cuentas y que informarían puntualmente de todo ello.

Y se reafirman en que “Pasado un año, la alcaldesa volvió a presentar la cuenta general con el mismo desfase, sin haber realizado ninguna comprobación y pretendiendo que se votara favorablemente la cuenta general de 2020, cuando seguía habiendo en ella 373.000 euros aún pendientes de justificar, y haber tenido todo un año para hacerlo, sin molestarse en hacerlo. Votar a favor suponía validar una cuenta que no refleja la realidad”.