El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata emite un comunicado en el que asegura que en la cuenta general de 2020 el concejal Roberto García ha detectado un “desfase en la contabilidad” de 372.972’65 euros,  que figuran en la cuenta 5740 “Efectivos y activos líquidos equivalentes. Caja restringida. Pagos a justificar”. 

Se trataría de pagos en metálico que, habiendo salido de la caja del Consistorio están aún pendientes de justificar, explican los populares, sobre los que ni la alcaldesa ni el concejal delegado de Hacienda les han dado respuesta, a pesar de que “el concejal Roberto García ya lo puso de manifiesto en la comisión celebrada en abril del pasado año, a fin de que se informara sobre esos pagos y se normalizara la cuenta”. Y explican también que “desde la Intervención se limitan a señalar que se trata de un saldo final acumulado derivado de los ejercicios anteriores”. 

Los populares consideran que hay falta de interés en controlar estos 373.000 euros y que con ellos “se podría dotar otro Plan Rescate para subvencionar a los 50 trabajadores autónomos que, aunque pidieron la ayuda en plazo y forma, no recibieron ninguna al agotarse antes de tiempo el presupuesto; o para ejecutar el bulevar hasta el  campo de fútbol y eliminar todas sus barreras arquitectónicas, tal y como aprobó el Pleno el pasado año”. 

Jaime Vega asegura también que “resulta difícil de justificar pues se trata de dinero público que nos dicen haber entregado a no se sabe quién, a cambio de una justificación que, hasta la fecha tampoco existe, ni la han pedido nunca”.  

Finaliza el Partido Popular matizando que, “el pago de sobresueldos por horas extras, previa rebaja de las horas anuales de servicio,  junto con la ocultación de información hizo que los populares votaran en contra y emitieran un voto particular para su remisión al Tribunal de Cuentas, en uno de cuyos motivos se muestra lo irrazonable de tener un saldo de 373.000 euros por pagos en metálico pendientes de justificar de ejercicios anteriores y que ni se pida su justificación, ni su reintegro a las arcas municipales, pues ese es un dinero de todos”.