OPINIÓN

 

UNA FOTO MÁS. “ASÍ NO, SRA. ALCALDESA”

por la Plataforma no al muro. Soterramiento ya.

 

Exigimos a la Sra. alcaldesa que informe y explique a todo el pueblo de las bondades del proyecto en superficie que tanto defiende.

¿Para qué ha servido la nueva reunión con la directora de Adif? ¿Para qué sirve insistir nuevamente sobre un organismo técnico del Ministerio en plena licitación del proyecto en superficie? ¿Para qué nos sirve una foto más?

Dña. Raquel Medina ya anunció, como amago de respuesta a las preguntas que la Plataforma No al Muro le formula durante los Plenos Municipales, que todo se arreglaría en una entrevista que iba a tener lugar con Adif, el día 12 de enero. ¿Para qué tal entrevista? La repuesta la supimos el día 14 de enero en la Junta de Portavoces convocada, entre otras cuestiones, para informar de tal encuentro en Madrid.

Resulta que la Sra. alcaldesa lo que trata es de seguir insistiendo en que se debe mejorar lo inmejorable, pues según la directora de Adif, en reunión telemática (23 de septiembre de 2021), el proyecto en superficie es la mejor solución, es la que convierte a la ciudad en más moderna. ¿Que entendía por moderna? Según sus propias palabras, el nuevo muro iba a convertir la ciudad en “más fluida, más cómoda y más segura”. Increíble pero cierto.

En aquella reunión online Isabel Pardo volvió a insistir; de los 73 millones iniciales del proyecto aprobado en 2011 se ha pasado a 94 millones en el actual, lo cual representaba un gran esfuerzo inversor.  ¿Para qué pedíamos más? No iba a admitir mejoras de más calado que supusieran un presupuesto mayor. En fin, que para un pueblo como el nuestro teníamos bastante. De poco sirvió que le explicáramos que el único tren que tiene Extremadura en todo el norte es el que pasa por Navalmoral de la Mata, que no hay más líneas y, que potencialmente debería recoger a más de 100.000 pasajeros (datos de Renfe).  No llegó a entender que somos la tercera ciudad de la provincia, a pesar de decir que conocía la población

En la situación actual, el proyecto en superficie está a la espera de publicar el resultado de la licitación para empezar las obras.

 ¿Qué modificaciones la Sra. Alcaldesa propone que hagan cambiar todo el procedimiento de licitación en marcha? Desde luego no el del soterramiento. Raquel Medina, sigue proponiendo resolver problemáticas muy graves en cuanto a la integración urbana, y de muy difícil solución en cuanto al encuentro con la propia vitalidad de la ciudad. Y no es cuestión de echar las culpas a un pasado que propuso que el tren continuara por la ciudad, dado que todas las recomendaciones europeas hoy así lo promueven, a fin de recuperar viajeros, ganar en dinamismo y poner en valor a la propia ciudad.

Por lo que parece, las mejoras que se llevaron a Madrid, son las de facilitar el acceso y concentración de vehículos y, por tanto, dar fluidez a la congestión del tráfico rodado interno. ¿Se conseguirá, con eso, que cualquier persona de fuera de Navalmoral de la Mata se quede más cómodamente en el extrarradio donde a buen seguro las grandes superficies lo tendrán más fácil para acabar con el comercio interior?

Otras propuestas intentan solucionar lo aún más difícil: poner ascensores en los pasos subterráneos peatonales, que desde luego no resuelven para nada la problemática de facilitar la permeabilidad: seguirán   siendo pasos inseguros y fáciles de agresiones y deterioro constante. Y además que correrán a cargo de los presupuestos municipales. ¿De qué hipoteca hablamos ahora? ¿Y a eso lo siguen denominando “mejoras”?

Otra propuesta igualmente presentada, intenta resolver el impedimento del proyecto en superficie de poder circular en bici de manera permeable y segura por la ciudad. No se trata del uso de la bici para carreras por el campo, sino como el modo de transporte urbano más económico, saludable y ecológico. Y esto no se arregla haciendo una vía ciclista por el exterior de la ciudad a sabiendas que ningún paso subterráneo lo permite.

Pero la Sra. alcaldesa se equivoca al volver a insistir a Adif lo que debemos trasladar a la propia Ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. En realidad, Adif solo ha redactado un proyecto encargado por el propio Ministerio, y debe ser este quien le haga ver que la solución, para el caso concreto de Navalmoral, pasa por el soterramiento. Fundamentalmente porque incumple las normativas y legislación actual tanto en lo relativo a la perspectiva de género (LOTUS 2018; art. 10, y Normas Técnicas 2019; título II), como a los criterios de ordenación sostenible (LOTUS; art. 10).

“Debe evitarse rutas peatonales segregadas y pasos subterráneos”

“Debe evitarse muros”

“Debe evitarse entrantes o salientes que corten visuales y sean percibidos como potenciales escondrijos”.

“Los sistemas generales urbanos de nueva creación deberán contar con desplazamientos peatonales y ciclistas”.

              Desde luego el actual proyecto en superficie, aun con esas mejoras imposibles, sigue incumpliendo las normativas vigentes.

¿Acaso alguien cree que la solución soterrada no ha trascendido en toda la población morala y de las comarcas vecinas? No somos pocos, como algunos portavoces pregonan, la ciudadanía en su conjunto no tiene lugar a dudas. Si una minoría social que nos gobierna cree tanto en las bondades del actual proyecto exigimos que lo exponga públicamente a la mayor brevedad posible.

Y desde luego no vamos a consentir más burlas relativas al presupuesto inventado por Adif, a las hipotecas ficticias, a la miopía de los plazos como si solo este trozo de apenas 7 Km impidiera que el tren rápido, para viajeros y mercancías, Madrid-Badajoz sea una realidad.

Plataforma no al muro. Soterramiento ya.

 

 

ciudad