La escritora local, Noemí García Jiménez, pone el broche final a su trilogía histórica “Una ciudad para tres culturas” con la novela “Sin huella del engaño” que ya ha publicado.

Sin huella del Engaño cuenta que “En Awqaniya (actual Ocaña) la infancia y paso a la vida adulta de Ismail transcurre entre juegos, aprendizajes y continuos sobresaltos. Son los últimos años del siglo XV. Siglos después, en 1969, la demolición del muro de una casa palacio en Ocaña saca a la luz una alacena que conserva en buen estado nueve libros pequeños manuscritos, junto a tres objetos: un tablero damiado, un palito y una babucha, que él y su amigo Shakir ocultaron en el año 1498 antes de dejar la villa. Será Elvira, una filóloga granadina, la encargada de darles sentido y de esta manera recuperar los complicados e intensos momentos vividos por Ismail”.

La novela nació desde el hecho real del hallazgo, de gran valor, de los libros aljamiado-moriscos y tres objetos, que han sido fuente de inspiración para la trama y también, explica la escritora, del buen conocimiento de Ocaña y de Granada, ciudad que ya apareció en Tisanas para el mal de amor, con alusiones a la ciudad de Toledo, que es el hilo conductor de la trilogía.

El hallazgo del manuscrito aljamiado-morisco en el palacio de la Encomienda de Ocaña ha sido uno de los más relevantes en cuanto a su contenido y grafía. Resultan escasos los escritos de este tipo que han llegado hasta nuestros días. A parte de lo referente al manuscrito encontrado, los hechos narrados y los personajes son ficticios.

Sin huella del engaño (finalista de la V edición del premio Hispania de novela histórica) es la última entrega de la trilogía “Una ciudad para tres culturas”, después de Tisanas para el mal de amor y La placiente espera (finalista de la VII edición del premio Hispania de novela histórica). Cronológicamente, sería la segunda (año 1492), después de La placiente espera (año 1412).

Tanto en la portada como a lo largo de la novela hay dibujos de la autora, al igual que en las otras dos obras que forman la trilogía. Los capítulos van separados por bloques y cada bloque precedido del nombre de uno de los libros encontrados o de uno de los objetos, junto a un dibujo.

 

 

ciudad