El Moralo CP consiguió vencer anoche en la tanda de penaltis al Villanovense, equipo de Segunda División B, tras el empate a cero durante el partido y alzó por tercer año consecutivo el trofeo Rafael Medina. 

Los chicos de Dani Pino salieron con las ideas muy claras y con mucha intensidad gozando de un gran numero de ocasiones de gol y con jugadas que arrancaban los aplausos en las gradas del Municipal. El Villanovense, por su parte, tuvo dos oportunidades para marcar que fueron atajadas por un magistral Adrián Real y provocando el nerviosismo en el equipo serón.

Tras unos 90 minutos igualados y en el que se puso a prueba a todos los jugadores verdiblancos, se llegó a los penaltis en los que se impuso el Moralo por 4-1.

Con un amplio dispositivo con la presencia de Policía Local, Guardia Civil y voluntarios de Protección Civil de la localidad, el club ha dado un ejemplo de organización y cumplimiento del protocolo COVID que regirá la presente temporada a las más de 500 personas que había en el recinto.

Dos días antes, en la tarde del viernes, el Moralo se enfrentó al Trujillo que llegó con empate a cero al descanso y tuvo que ser suspendido por el diluvio que cayó y que hacia impracticable la práctica de este deporte. El próximo partido será este miércoles y lo disputará contra el CP Arroyo como visitante a partir de las 20:30 horas suponiendo el inicio de la Copa Federación.