Agentes de la Guardia Civil del Equipo de Policía Judicial de Coria han detenido al supuesto autor de un robo cometido el pasado viernes en un comercio de esa localidad. El menor portaba una pistola de balines con la que perpetró el robo y según denuncia el comerciante, se llevó 1800 euros de la caja registradora.

Los hechos tuvieron lugar la noche del pasado viernes, 29 de julio, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de un atraco, a punta de pistola, en un establecimiento de ultramarinos en Coria.

Durante la investigación, los agentes, tuvieron acceso al visionado de las cámaras de videovigilancia del local, observando que el presunto autor de los hechos iba vestido con prendas de manga larga, gorra y mascarilla; tapando sus rasgos faciales con la intención de dificultar su identificación.

Tras el visionado de las imágenes, los agentes averiguaron que el supuesto autor accedió al comercio hasta en 3 ocasiones, comprando una bebida en la primera visita. Cuando iba a abonar la cantidad de la bebida comprada en la última, aprovechó para extraer un arma de aire comprimido de su espalda y sin dejar de encañonar al dependiente, extrajo el dinero de la caja registradora, por valor de 1800 euros, según manifestó el denunciante.

La colaboración ciudadana ha sido fundamental para la resolución de la investigación, así como la de los propios familiares del detenido, que decidió entregarse afirmando ser el autor del robo y entregando 780 euros. Asimismo, confesó el lugar donde había escondido el arma, que fue recuperada por los agentes.

Fue detenido por todo ello y más tarde, puesto en libertad, quedando bajo la guardia y custodia de su madre, debiendo comparecer ante la Fiscalía de Menores de Cáceres por un delito de robo con violencia e intimidación.

 

ciudad