OPINIÓN

Mejor la negociación que la guerra

por Felisa Bacas Leal (Fisina)

Los conflictos armados, las guerras, constituyen un error humano colosal, ponen de manifiesto un fracaso de los seres humanos, una abdicación de su racionalidad y un abandono de sus sentimientos. Racionalidad y sentimentalidad, cualidades humanas, que juntas podrían haber dado el paso para un entendimiento entre las partes en conflicto, han sido dejadas de mano.

 La guerra es destrucción y muerte.

 Por eso, las guerras no conducen a ninguna parte, sólo al vacío, la nada, la desolación , la inanidad, la pérdida irreparable de seres humanos, de bienes, de ecosistemas…

Por el contrario, los conflictos que se solucionan con racionalidad y corazón, “poniéndolo todo en el asador” forman los eslabones de la cadena humana que apuesta por la perpetuación de la vida.

 

ciudad