El Ayuntamiento de Navalmoral ha celebrado el pleno ordinario, correspondiente al mes de mayo,  coincidiendo con el segundo jueves de cada mes a las 19:30. El orden del día incluía una propuesta de alcaldía para la mejor integración de la línea de alta velocidad y dos mociones, una del PSOE y otra de IU-Los Verdes, sobre la Ley de Memoria Histórica. Finalmente se incluyó una moción de urgencia presentada por el PP. Además la alcaldesa informó sobre un estudio cuyo objetivo conduce a sanear totalmente las cuentas del consistorio.

El pleno comenzaba con la toma de conocimiento del periodo medio de pago global a proveedores e informe de morosidad del primer trimestre de 2017 y de la información presupuestaria del mismo periodo que el anterior. Con más asistentes de los habituales se comenzaron a debatir los puntos del orden del día.

El tercer punto incluía la propuesta de la alcaldía para mejorar la integración de la línea de alta velocidad respecto al tramo urbano de Navalmoral que ha sido aprobado con la abstención de IU-Los Verdes y los 16 votos a favor de resto de concejales.

La presidenta pidió respeto para tratar los siguientes puntos por ser un tema sensible ya que no quería verse en la tesitura de suspender el pleno, a lo que desde el público le espetaron que si estaba coartando la libertad.

El cuarto punto, la moción de IU-Los Verdes, quedaba anulado al no querer defenderla su portavoz, señalando que se le había negado la posibilidad de completar la documentación pues no cumplía con los requisitos de la Ley de Memoria Histórica. El punto pretendía el cumplimiento de dicha ley.

El quinto punto era la moción del PSOE que incluía, igual que el anterior, el cumplimento de la Ley de Memoria Histórica en la localidad y que tras debatirse con diferentes puntos de vista e interpretación de la historia, no ha salido adelante con 9 votos en contra del PP, C’s y GIN, la abstención de IU-Los Verdes y los votos favorables del PSOE y Extremeños.

Se incluía un sexto punto de urgencia con una moción presentada por el PP que no ha podido ser dictaminada por la comisión de Hacienda ya que al presentarse después de la reunión tuvieron que dictaminar la urgencia de la misma en el pleno. El punto era un enmienda que el grupo popular presentará a los presupuestos del Estado para que el superávit que generen los Ayuntamientos pueda ser utilizado a lo largo del 2018. Dictaminada la urgencia con los votos en contra de C’s e IU, se debatió el punto que salió adelante con el voto en contra del IU-Los Verdes, las abstenciones de C’s y 14 votos a favor del resto de concejales.

Para terminar el pleno, en ruegos y preguntas C’s preguntó sobre el cambio de fecha de la Feria del Libro, justificada por la demanda de los propios libreros por las lluvias de abril y las perdidas que les ocasionan. Preguntaban también sobre la comarca y su apoyo para el tercer juzgado para el Partido Judicial, con lo que expusieron que ya hay incluso pueblos que en sus plenos lo han sacado adelante.

El concejal de Extremeños preguntó sobre la posibilidad de cambiar la actual ubicación del mercadillo, a lo que le respondieron que está en estudio.

Desde el GIN Agustín Carreño rogaba, casi a titulo personal, la retirada de la calle que lleva el nombre de su padre, pues en un tema que va más allá de lo político. Indicando que si antes con otra forma de pensar se vio positivo ponerle una calle a su progenitor hoy se ve de otra manera y sería lícito quitarla. Se mostraba cansado con el tema y los comentarios que genera. Desde su propio partido Ángela Miguel pedía todo lo contrario, que se respetase el nombre de la calle, pues Agustín Carreño fue un médico bueno, un hombre bueno que solo hizo bien por el pueblo.

El PP preguntaba y pedía al equipo encabezado por la alcaldesa que que le diesen continuidad al paseo que construirá la Diputación en la carretera de Millanes, a lo que el portavoz socialista, contesto que se resolverá, pero que si no lo está ya es por las reclamaciones que hizo el propio Partido Popular.

Al margen de los puntos del orden, Raquel Medina anunció que se ha encargado un informe para quitar la deuda del Ayuntamiento moralo y si es favorable se pagará sobre un millón de euros, que es a lo que asciende la deuda, y Navalmoral tendrá saneadas totalmente sus cuentas.