Img. archivo G. Civil

Agentes de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Cáceres, interceptaron el pasado 23 de septiembre al conductor de un vehículo que se dio a la fuga de un dispositivo de control sobre alcohol y drogas, realizando una conducción temeraria por varias vías de acceso y el núcleo urbano de Cáceres, haciéndolo además con síntomas evidentes de conducir bajo los efectos de las drogas y dando posteriormente tasas positivas en drogas como la cocaína, THC y anfetaminas.

En torno a las 10:15 horas del pasado 23 de septiembre, agentes de la Guardia Civil de Tráfico de Cáceres, durante un punto de verificación de alcohol y drogas que había sido establecido en la carretera CC-38 de Casar de Cáceres, observaron como una furgoneta, que circulaba desde la localidad de Cáceres hacia el control establecido, sin motivo aparente, cambió el sentido de la marcha para darse a la fuga a gran velocidad.

Los agentes que se encontraban en el control iniciaron el seguimiento de la furgoneta que en su camino de huida iba a adelantando en línea continua, provocando que otros vehículos tuvieran que desplazarse hacia el arcén derecho para evitar colisionar frontalmente con dicha furgoneta, llegando a circular por varias rotondas de la localidad en sentido contrario para intentar perder a los agentes que lo seguían.

Al entrar en el núcleo urbano de Cáceres, la furgoneta intentó despistar a los agentes, abandonando dos individuos el vehículo a la carrera, los cuales fueron alcanzados e identificados.

El conductor, un hombre de 23 años de edad, fue investigado y puesto a disposición judicial ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Cáceres.

deleitosa