Agentes de la Guardia Civil del Puesto de Moraleja, han sorprendido in fraganti a dos hombres saliendo del interior de un establecimiento cuya puerta habían forzado y del que sustrajeron numerosos efectos, consiguiendo detener a uno de ellos, cuando emprendieron la huida por las calles de la localidad.

En la madrugada del pasado día 9 de noviembre, mientras agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Puesto de Moraleja realizaban labores de vigilancia en prevención de la delincuencia, observaron cómo dos hombres salían de un establecimiento y al percatarse estos, de la presencia de los agentes, emprendieron la huida a pie por las calles del municipio.

Tras minutos de persecución, los agentes consiguieron interceptar y detener a uno de los hombres, logrando con ello recuperar parte de los efectos sustraídos, además de 14,66 euros de dinero en metálico, y el destornillador utilizado, supuestamente, para forzar la puerta de entrada y acceder al establecimiento.

Una vez realizadas las investigaciones para esclarecer los hechos, se encontraron pruebas e indicios que relacionaban el robo con otro, de similares características e idéntico modus operandi, ocurrido en la localidad el pasado día 10 de octubre, en el cual se forzó la reja y posteriormente, la puerta de acceso al establecimiento.

El hombre, de 43 años, ya ha sido puesto, junto con las diligencias practicadas, ante la autoridad judicial del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, en funciones de guardia, de Coria, como supuesto autor de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas.

Mientras, se siguen realizando gestiones e investigaciones tendentes a esclarecer la identidad de la persona que se dio a la fuga.