Dos vecinos de Cáceres, de 20 y 43 años de edad han sido sorprendidos practicando la caza ilegal de fringílidos (jilgueros) sin autorización y mediante la utilización de medios prohibidos y no selectivos, por los agentes de la Guardia Civil del Equipo ROCA de Cáceres, por lo que han resultado investigados como supuestos autores de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

La actuación se llevó a cabo el día 17 de enero, cuando los agentes del Equipo ROCA de Cáceres sorprendieron en un paraje del término municipal de la localidad a dos varones de 20 y 43 años de edad, vecinos de Cáceres, practicando la caza ilegal de fringílidos (jilgueros) mediante la utilización de artes prohibidas y no selectivas de caza, como es el uso de la liga (sustancia pastosa adhesiva)

Método de captura

El método utilizado para la captura de los pájaros consistía en impregnar palos o varillas con pegamento especial colocándolos sobre los cardos a modo de trampa y mediante la utilización de un reclamo, en este caso un jilguero vivo en el interior de una jaula, atraer a ejemplares de su misma especie u otros fringílidos, que una vez posados sobre esas varillas quedan adheridos permitiendo su captura.

Los investigados carecían de la debida autorización para las capturas de estas aves, utilizando además un método prohibido y no selectivo, como es el uso de la liga para su captura.

Los útiles usados fueron aprehendidos, en tanto que el jilguero intervenido, cuya titularidad y procedencia no pudieron demostrar, fue entregado en el Centro de Recuperación de Fauna y Educación Ambiental “Los Hornos” de Sierra de Fuentes (Cáceres).

Silvestrismo

La Guardia Civil informa que el silvestrismo es una afición que engloba la captura y cuidados en cautividad de ciertos pájaros de campo -atrapados en estado silvestre-, pertenecientes a la familia de los fringílidos, con objeto de su adiestramiento al canto.

Toda persona que pretenda realizar esta actividad, debe contar primero con las autorizaciones pertinentes, llevar un registro documental y usar medios que no dañen al animal, siendo ilegal el uso de artes prohibidas.

Además de estar tipificado como delito en el Código Penal, la normativa medioambiental en Extremadura prohíbe tanto la tenencia como la utilización de métodos de captura o caza de fauna silvestre con métodos no autorizados, o prohibidos no selectivos, como es el caso de la liga o pegamento.

Es muy probable que las aves capturadas con liga o pegamento sufran un daño irreversible, aunque sean limpiadas, pues las ligas, dadas sus características, pueden dañar el plumaje de todas las aves capturadas.

 

 

ciudad