La Federación Extremeña de Caza y la Asociación de Profesionales de la Caza de Extremadura (APROCEX), han emitido un comunicado en relación a la resolución de la Dirección General de Política Forestal, que entró en vigor el pasado 26 de noviembre y que modifica la publicada en 2017 con el objeto de controlar la población de jabalíes en la región.

 

El sector cinegético lamenta que la Junta aplique ahora un “parche” para tapar el fracaso de la gestión en el Parque Nacional de Monfragüe

El Ejecutivo reconoce en el Diario Oficial de Extremadura la imposibilidad de controlar las poblaciones de ungulados y también avisa de los graves riesgos de esta superpoblación Badajoz, 25 de noviembre.- El sector cinegético lamenta que la Junta de Extremadura aplique ahora un “parche” para intentar tapar el fracaso de la gestión que se ha realizado en los últimos años en el Parque Nacional de Monfragüe. En concreto, lo han hecho a través de la resolución por la que se “modifica la resolución por la que se declara la emergencia cinegética por motivos de protección del medio natural y sanidad animal en el territorio de la Comunidad Autónoma de Extremadura”

Según explican la Federación Extremeña de Caza y la Asociación de Profesionales de la Caza de Extremadura (APROCEX), esta resolución se ha realizado a espaldas del sector y no da una respuesta real a los problemas de la superpoblación de especies silvestres.

Y es que esta resolución reconoce en primer lugar que “mediante estudios del estado de las poblaciones de ciervo y jabalí en el Parque Nacional de Monfragüe y áreas limítrofes, se ha constatado que la población de jabalíes no sólo va en aumento, sino que en ese entorno adoptan una dinámica de desplazamientos entre el parque y zonas limítrofes en busca de alimento”. Este documento oficial de la Junta añade que esta situación puede tener graves consecuencias, ya que “puede redundar en riesgos de accidentes de tráfico, riesgos para la sanidad animal, y en comprometer el buen estado de conservación de las formaciones vegetales de este singular paraje”.

Sin embargo, una vez realizado el diagnóstico, la resolución añade que “se hace recomendable proponer actuaciones en la periferia del Parque Nacional, que contribuyan a ejercer el control poblacional necesario en esa área”. Así, se aprueba en determinados cotos ubicados en zonas limítrofes del espacio protegido una “repetición de manchas” para monterías, batidas y ganchos de jabalíes, lo que supondrá un incremento sensible de la caza en estas zonas.

Estas medidas se adoptan sin atender a una correcta gestión cinegética que debería estar basada en una estricta planificación técnica que debería apostar por la mejora de las especies y el aprovechamiento sostenible de los recursos.

Esta resolución perjudicará negativamente a decenas de cotos que han gestionado la caza adecuadamente durante muchos años y que están situados junto a los que ahora aumentarán la presión cinegética sin control y planificación técnica.

Además, esta medida viene a reconocer el evidente problema de sobrepoblación de especies silvestre en Monfragüe, así como sus consecuencias más evidentes, justo cuando va a finalizar la moratoria para la caza prevista en la Ley de Parques Nacionales.

 

“…Esta resolución introduce cambios en la emitida en 2017 por la Dirección General de Medio Ambiente…” #JuntaExtremadura #ProteccióndelMedioNatural #Extremadura

Publicada por ÓRBITA Navalmoral en Sábado, 28 de noviembre de 2020