Img. archivo

Ecologistas en Acción de Extremadura ha emitido un comunicado en relación al vaciado este verano, de forma casi total, de los embalses de Valdecañas, Alcántara, Torrejón (en el río Tajo) y Cíjara (en el río Guadiana), por parte de Iberdrola y de Endesa que son las conpañías que ostentan la concesion respectivamente. Por esta causa miles de extremeños padecieron restricciones de agua durante varios días, ya que esto ha ocurrido sin previo aviso y sin ninguna notificación anticipada para poder tomar medidas.

Ecologistas en Acción de Extremadura pide ver los informes que se hayan realizado sobre los desembalses y sobre la actividad de producción de energía. Y exige que se sancione a estas empresas eléctricas por los daños y perjuicios que han provocado a miles de extremeños y al medio ambiente.

Estos desembalses tan intensos, explican desde Ecologistas en Acción, afectan de manera importante a la supervivencia de los peces, incluidos los que están protegidos en Extremadura. También afectan al resto de animales protegidos que viven en dichos embalses y en su entorno (aves, anfibios, reptiles, mamíferos, etc.). El vaciado que han llevado a cabo estas empresas en pleno verano tiene asimismo repercusión sobre los recursos que se derivan del fomento, la protección, la conservación y el aprovechamiento de los recursos piscícolas en todos los ríos o masas de agua situados cercanos.

Y continúan, “de acuerdo a la ley, se considera infracción no informar al Órgano competente en materia de pesca de los vaciamientos o descensos voluntarios de agua que generen riesgo grave de mortandad para la fauna acuática. También se impone una infracción por provocar la muerte de fauna acuática por vaciados sin disponerlo o coordinarlo con la Administración y poner los medios para evitarlos o reducirlos, como ha sido el caso. Asimismo supone una infracción incumplir el contenido de las resoluciones dictadas para la defensa, protección, conservación y fomento de los recursos piscícolas y modificar el nivel de las aguas de manera arbitraria o no autorizada”.

Ecologistas en Acción de Extremadura ha pedido a la Consejera de Agricultura, Desarrollo rural, Población y Territorio, Begoña García, que convoque una reunión de carácter urgente del Patronato del Parque Nacional de Monfragüe y del Consejo de Participación de la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, para tratar los hechos ocurridos a la mayor brevedad posible. También ha pedido ver los informes que se hayan realizado sobre dichos desembalses y sobre la actividad de producción de energía de dichas empresas.

Por otra parte, para tener una visión completa de lo sucedido, la organización ecologista “ha pedido a la Consejería de Transición Ecológica y también a la Consejería de Agricultura, Desarrollo rural, Población y Territorio, que se le entregue una copia de las comunicaciones realizadas por Iberdrola y Endesa que gestionan dichos pantanos públicos, así como los informes sobre cómo ha afectado a la pesca el los vaciamientos”.

También han solicitado que se realice un informe, por parte del servicio con competencias en la pesca, sobre la situación creada este verano por los desembalses, desde el punto de vista no sólo de la supervivencia de los peces sino también sobre los recursos que sirven para protegerlos.

Finalmente, Ecologistas en Acción de Extremadura ha exigido a ambas consejerías que se abra el correspondiente expediente sancionador a Iberdrola y Endesa por los vaciamientos de los embalses extremeños y por las consecuencias que han tenido sobre la población y el medio ambiente, para evitar que algo así vuelva a repetirse.