El presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, y el alcalde de Talayuela, Ismael Bravo, han visitado la planta de depuración de agua potable de la localidad. Una visita que han realizado desde el exterior del recinto ya que la planta mantiene sus puertas cerradas porque pertenece a la Confederación Hidrográfica del Tajo, es una obra construida hace 10 años con una inversión aproximada de 1,5 millones de euros, y nunca ha llegado a estar en funcionamiento.

El presidente Carlos Carlos ha explicado que desde la Diputación de Cáceres ya han trasladado el problema al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y hace dos meses se puso en contacto con la confederación para plantearles la puesta en funcionamiento de la depuradora y el compromiso de la Institución para solventar el problema. También en un encuentro que ha mantenido con el presidente de la Junta ha expuesto la situación para buscar apoyos ante un problema que “merece –ha insistido- una solución inmediata”

Aún no hay respuesta favorable por parte de la Confederación Hidrógráfica del Tajo –apunta Carlos Carlos- pero seguiremos insistiendo y pensando en otras vías alternativas. Sin embargo, no nos parece lógico poner otras alternativas que no son solución definitiva cuando hay instalaciones que pueden garantizar la potabilización del agua”

Carlos Carlos ha querido dejar clara la postura de la Diputación y su compromiso, y ha explicado que la Institución provincial está dispuesta a asumir “los costes de acondicionamiento por el deterioro que tiene la planta después de tantos años construida y sin poner en funcionamiento, así como la parte correspondiente al canon por la inversión en la depuradora” ha explicado. “Sin embargo no podemos asumir las exigencias de la Confederación que reclama el pago de la amortización de lo que es la infraestructura que se hizo hace diez años en toda la zona de Campo Arañuelo” ha concluido.

Una situación “incomprensible y sorprendente” para el alcalde de Talayuela sobre todo por los problemas de agua que tiene la localidad con un alto nivel de manganeso especialmente en la época estival.

“Desde el ayuntamiento de Talayuela hemos pedido a la Diputación su colaboración para intentar solucionar el problema tan complejo del agua de Talayuela que llevamos sufriendo desde hace años” ha señalado Ismael Bravo que se ha mostrado esperanzado ante el apoyo ofrecido por la Institución provincial que desde hace meses se encuentra trabajando para buscar posibles vías de solución.