Agentes de la Guardia Civil del Equipo ROCA (Robos en el campo) de Plasencia, localizaron 7 ponis en varias fincas de la localidad de Oliva de Plasencia y en un establo de Cáceres capital, con motivo de una posible estafa mediante denuncia interpuesta en la Policía Foral de Navarra. Los animales fueron incautados con la obligación de no poder deshacerse de ellos en tanto se estime conveniente.

Todo comenzó el pasado 5 de julio cuando agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo Roca de Plasencia tuvieron conocimiento de que, a través de un conocido portal de compra venta de Internet, habían aparecido varios anuncios en los que se acusaba de una estafa realizada por varias personas, tras comprar unos ponis en la Comunidad de Navarra sin haber recibido el dinero acordado. Siendo denunciados los hechos ante la Policía Foral de Navarra.

Iniciadas las investigaciones por los agentes, con fotografías de los ponis y datos recabados del portal de anuncios de Internet, averiguaron que los supuestos autores eran residentes en la localidad de Oliva de Plasencia.

Con esta información, los agentes del Equipo ROCA averiguaron y localizaron el paradero de los supuestos autores y de los animales, localizando a uno de ellos en un finca cercana a la localidad de Oliva de Plasencia y al segundo, en otra finca, dentro de una nave propiedad de 2 de los supuestos autores. Con el apoyo del equipo del SEPRONA, también de Plasencia, averiguaron que uno de ellos no tenía microchip, faltándoles parte de la documentación a ambos animales.

Tras sendas investigaciones, los agentes averiguaron también el paradero de una tercera persona implicada en los hechos, todos ellos familiares. Este, junto a otro de los supuestos autores, habría realizado el viaje hasta la Comunidad de Navarra para comprar los ponis, según la manifestación del denunciante, y una vez tuvieron los animales en su poder, le realizaron una transferencia que acto seguido anularon, por lo que el vendedor no recibió el dinero acordado.

El supuesto comprador, también había vendido 5 ponis más a otra persona en Cáceres capital, (esta persona) tras sospechar de la supuesta venta ilícita, se puso en contacto con el dueño legítimo en la Comunidad de Navarra y le pagó el dinero acordado por esos 5 ponis y así poder recibir la Guía de los animales.

Por todo ello, se procedió a la incautación de los animales, así como a la detención de 3 personas por su supuesta implicación en un delito de estafa, siendo remitidas las diligencias practicadas al Juzgado Decano de Plasencia

ciudad