Numerosos agentes de la Guardia Civil, pertenecientes a distintas unidades, entre ellas a la Patrulla Rural de Compañía, al Equipo ROCA, a la USECIC y al Puesto de Casar de Cáceres, junto a agentes de la Policía Local de esta localidad, desalojaron en la madrugada del pasado domingo, día 5 de septiembre, a numerosos personas que, presuntamente se habían congregado para celebrar una fiesta en una parcela de Casar de Cáceres, incumpliendo las medidas establecidas con motivo de la COVID-19, al no llevar mascarilla, muchas de ellas, y superar en más de 4, las personas allí reunidas.

La actuación, realizada de manera conjunta entre Guardia Civil y Policía Local, se llevó a cabo en la madrugada, cuando en torno a las 02:30h la Guardia Civil fue alertada de que en una parcela de la localidad se habían congregado numerosas personas con el objeto de celebrar, presuntamente, una fiesta.

Al lugar señalado acudieron agentes pertenecientes a diferentes unidades de la Guardia Civil, así como agentes de Policía Local de la localidad que, tras constatar que en la parcela se habían congregado un gran número de personas y que se incumplían las medidas higiénico sanitarias establecidas frente al COVID-19, de manera conjunta y coordinada identificaron a un total de 31 personas, que fueron propuestas para sanción por incumplimiento de la normativa vigente relacionada con la COVID-19, al no hacer uso de la mascarilla cuando es obligatoria y por exceder el número máximo de personas establecido por la autoridad sanitaria en las reuniones en espacios públicos y privados, que en la actualidad, en el área de salud de Cáceres, es de 4 personas.

Mientras los agentes se encontraban identificando a los allí presentes, siguieron llegando hasta el lugar numerosas personas con el propósito de incorporarse a la supuesta fiesta, circunstancia que pudo ser evitada por los agentes. Fueron identificadas 31 personas, impidiendo el acceso a la fiesta de, al menos, otras 30.