Foto cedida. José María Uribe, de la UPNA

Dámari Pardo es una joven gitana que nació en Navalmoral de la Mata hace 21 años, comenzando a cursar su formación en el CEIP Almanzor primero y en el IES Zurbarán posteriormente, rompiendo los clichés y estereotipos que pesan sobre las mujeres gitanas, ya que además, está formándose en un máster de Integración y Exclusión Social en la Universidad de Navarra.

Dámari decidió desde su formación básica, formarse en la familia de FP de Administración y Gestión haciendo el grado medio y superior de esta especialidad con mucho esfuerzo, pero siempre con compromiso y dedicación consiguiendo el título de Técnico Superior en Administración y Finanzas, recibiendo también reconocimientos en los centros de trabajo de las empresas donde realizaba las prácticas, apuntan desde el IES Zurbarán.

Ella recuerda sus años en el Ies Zurbarán con alegría por los momentos vividos, a los profesores que la formaron, al cuerpo directivo y, en especial, a sus compañeras de clases de las que destaca a Patricia, Paloma y Nerea, con las que participó en numerosas ocasiones en proyectos del centro y con las que tuvo que lidiar con las exigencias de cada módulo para poder finalizar sus estudios.

Sobre los módulos señala su gusto por lo aprendido en contabilidad, uno de sus módulos favoritos, y las dificultades de otros, cómo FOL, que fueron contenidos no tan afines a sus preferencias.

 Entre sus reflexiones, Dámari señala que nunca ha tenido dificultades para estudiar, “mis padres siempre me han apoyado y me han dado las herramientas para seguir haciéndolo, aunque recibí comentarios por gente de mi colectivo del tipo de, ¿para qué estudias? si te vas a casar y vas a barrer y fregar”.

Relata también que cuando era más pequeña tuvo como gran referente a su primo Lázaro, que es mayor que ella y que fue el primer gitano en tener el graduado en Navalmoral y en cursar estudios superiores; lo que le hizo preguntarse “¿Por qué no ser yo la primera mujer gitana en Navalmoral en romper esta barrera de estudiar y formarme?”

Trabaja en la Mancomunidad del Campo Arañuelo, y hace labores de voluntariado en la Fundación Secretariado Gitano, dando clases a niños pequeños donde la ven como un referente, lo que les impulsa a estudiar y seguir sus pasos.

A través de esta fundación le ofrecieron una beca para realizar el Máster de Integración y Exclusión Social en la Universidad de Navarra, una oportunidad que ha aprovechado agradecida por las puertas que a través de estos estudios se le pueden abrir.

Sus planes más inmediatos son seguir creciendo, tanto a nivel profesional como personal y que se puedan romper todos esos clichés y estereotipos que hay acerca del colectivo gitano, y sobre todo de la mujer gitana. Dámari quiere que el colectivo gitano sea relacionado con valores como respeto, integridad, esfuerzo y progreso social.