El portavoz Municipal, Pedro Fernández, acompañado del concejal de Agenda Urbana, Juan Máximo Villar, han comparecido en rueda de prensa para informar sobre el inicio de la campaña de Bonos al Consumo, una medida que ha sido tomada para ayudar al comercio local y que se suma a ayudas anteriores como los tres Programas Rescate, los Créditos a Interés Cero, los Incentivos al Empleo o las Ayudas a la Movilidad Sostenible.

Los Bonos al Consumo permiten adquirir bienes o contratar servicios en los establecimientos adheridos a la campaña, a menor precio del de mercado, encargándose el Ayuntamiento de pagar la diferencia. Por tanto, se trata de una medida de la que salen beneficiadas tanto las PYMES como la ciudadanía.

Se han adherido a la campaña un total de 56 establecimientos y cada uno dispone de 500 euros para realizar las rebajas a quien disponga de bonos, a excepción de uno de ellos que se adhirió a la cláusula que permite compensar a aquellas empresas que se hubieran quedado fuera del último Programa Rescate por agotamiento del crédito disponible, (el programa estaba dotado con un millón y medio de euros) y que gozará de 5000 euros para hacer descuentos a la clientela.

La clientela podrá obtener descuentos de hasta 50 euros en función del precio del bien o servicio contratado y podrán canjear los cupones hasta el 30 de septiembre.

Las empresas que aún no se hayan adherido podrán hacerlo hasta el 31 de mayo, ya que aún hay 164.000 de euros disponibles para realizar una segunda convocatoria.

La campaña esta teniendo una excelente acogida, ya que varios comercios han anunciado en sus redes sociales que han agotado sus bonos en el primer día de su puesta en marcha.

 

ciudad