El Club Atletismo Navalmoral-Campo Arañuelo vuelve, con tres moralos y un talayuelano integrando el equipo sub-18, al Campeonato de España de Clubes de Campo a Través que se celebra este sábado y domingo en Santiponce (Sevilla)

La Real Federación Española de Atletismo, (RFEA) ha organizado este fin de semana el LVI Campeonato de España de Campo a Través por clubes en sus diferentes categorías. Será la primera vez que se dispute en tierras sevillanas, concretamente en el Conjunto Arqueológico de Itálica, en la localidad de Santiponce, uno de los asentamientos romanos más importantes de la Península Ibérica.

El club moralo ha conseguido clasificar para esta cita al equipo sub18 integrado por cuatro atletas, los moralos Omar el Bechchari, Abderrahim Enjaai, Amine el Atilla, y el talayuelano Husam Kaouachi; volviendo así a un evento en el que se ha estado ausente las últimas temporadas pero en el que el que fueron pioneros en Extremadura abriendo camino hace dos décadas para que otros clubes extremeños se fueran animando a participar en un campeonato que, anteriormente, solo habrá tenido presencia testimonial regional.

Su primera participación en este evento, que es el más numeroso de los que organiza la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) tuvo lugar en Jaén en 2002, también en categoría Sub18, ocupando una meritoria duodécima posición. Los éxitos fueron en aumento a lo largo de las temporadas, hasta 2015 cuando el campeonato se celebró en Cáceres.

El objetivo para el equipo Sub18 es seguir sumando experiencias en competiciones nacionales en una carrera donde los inscritos en esta categoría son cerca de 300 corredores que representan a 50 clubes de todo el territorio nacional.

El simple hecho de aparecer en esta clasificación nacional, aseguran desde el club, ya se considera todo un éxito, por lo que no hay expectativas sobre el puesto aproximado que se debería ocupar. Omar el Bechchari y Abderrahim Enjaai ya estuvieron a gran nivel el pasado fin de semana en el Cross Internacional de Atapuerca y a buen seguro que la experiencia les vendrá bien para afrontar con garantías la carrera de Itálica sobre una distancia de algo más de 4 Km.

En el caso de Amine el Atilla, y Husam Kaouachi, será su primera participación en una prueba del máximo nivel y tan numerosa, por lo que será importante que sepan adaptarse a las circunstancias.