Después de nueves meses de funcionamiento del Refugio Provincial de Animales que la Diputación Provincial de Cáceres tiene en la finca Haza de la Concepción de Malpartida de Plasencia, el presidente de la Diputación Provincial de Cáceres, Carlos Carlos, acompañado de la diputada del servicio de Agricultura y Ganadería, Elisabeth Martín, se han reunido con medio centenar de alcaldes y alcaldesas de la provincia para valorar y poner en común el servicio que el refugio está ofreciendo a los municipios.

El objetivo del encuentro, que ha tenido lugar en la propia finca, en palabras del presidente de la Diputación cacereña, Carlos Carlos, ha sido “dar a conocer in situ el servicio y conocer y valorar las experiencias durante este periodo cuya evolución ha sido favorable”.

Desde que entró en funcionamiento el refugio en el pasado mes de febrero han sido alrededor de 150 animales los que han entrado en el centro, de los cuales 60 han sido entregados en adopción.

Entre los asuntos que se han tratado, destaca la necesidad de adecuar el actual convenio para que se incluya la captura de los animales en los municipios; vamos a intentar solventar este problema, ha explicado el presidente, la captura de los animales en los municipios es un tema importante, ya que es donde realmente tienen el problema los Ayuntamientos. En estos momentos son 113 los municipios que ya están adheridos al convenio.

Características del Refugio Provincial de Animales

En estos momentos el refugio tiene acogidos 70 perros y la media de entrada semanal es de 7-8 animales. El refugio cuenta con 4 pabellones con 12 módulos cada uno, lo que supone una capacidad de 48 chelines y sus correspondientes patios que pueden albergar –cada uno de ellos- entre 1 y 3 perros (media) dependiendo de su tamaño. La capacidad de acogida aproximada oscila entre los 100-150 perros ya que se ha realizado una preinstalación para que, en un futuro, si fuera necesario, se pueda llevar a cabo una ampliación de 24 chelines más.

En lo concerniente a las zonas del centro, el Refugio cuenta con un edificio principal que dispone de espacio de recepción, un aseo, almacén para medicinas, dos vestuarios, un distribuidor, dos despachos, un box de reanimación y una sala de curas.