Con motivo de los dispositivos de verificación de alcohol y drogas tóxicas, establecidos por Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Subsector de Tráfico de Cáceres, durante la pasadas ferias de Cáceres y Plasencia, han sido investigados un total de 6 conductores al superar la tasa máxima de alcohol establecida y otro por conducir careciendo de permiso de conducción.

En los dispositivos especiales de Tráfico establecidos con ocasión de la festividad de San Fernando en la ciudad de Cáceres y de las ferias de la localidad de Plasencia, por parte del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Cáceres, se ha intensificado la vigilancia en carreteras, realizado numerosos dispositivos de verificación de alcohol y drogas, en las principales vías de comunicación de ambas localidades cacereñas, utilizadas como rutas de entradas y salidas a mencionados eventos.

Estos dispositivos, establecidos en base a los antecedentes de ediciones anteriores y a la previsión de la masiva afluencia de visitantes provenientes de diferentes localidades de la provincia, han sido previamente programados por la Jefa Provincial de Tráfico y el Jefe del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Cáceres.

Durante el desarrollo de los distintos dispositivos, 6 conductores fueron investigados por un supuesto delito contra la seguridad vial, al conducir un vehículo a motor superando las tasas máximas establecidas de alcohol en aire espirado – 0,60 mg/l en aire espirado o una tasa de 1,2 gr/l en sangre (art. 379 del Código Penal) -, mientras que otro conductor fue investigado por la comisión de un supuesto delito contra la seguridad vial, al carecer del permiso de conducción (art.384 del Código Penal).

La Guardia Civil destaca  que durante el periodo de activación de los dispositivos, en las vías de comunicación donde la vigilancia es competencia exclusiva de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cáceres, no se ha registrado ningún siniestro vial grave, consiguiendo así el objetivo final que inspira la implantación de estos dispositivos especiales, que no es otro que evitar la circulación por las vías de comunicación de aquellos conductores que superen las tasas legalmente establecidas o con presencia de drogas en el organismo, siempre en pro de la seguridad vial y la protección de los usuarios que circulan por nuestras carreteras.

 

ciudad