El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha informado de las decisiones adoptadas en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud como son, preparar las próximas campañas agrícolas y ganaderas y protegerlas de brotes de COVID-19, renovar la Estrategia del Cáncer e informar sobre las pautas del sistema de vacunación.

En lo referente a la vacunación, desde Salud Pública y el Consejo Interterritorial se ha decidido que una vez que finalice la inmunización a los mayores de 80 años se comenzará a vacunar por tramos de edad y no por grupos o colectivos profesionales, tal y como venía solicitando Extremadura, lo que permitirá “agilizar el proceso de vacunación porque la edad es un criterio objetivo” ha apuntado Vergeles y augurado que con la llegada de nuevas dosis de Pzifer, Astrazeneca y Moderna “a finales de marzo o principios de abril podremos vacunar masivamente basándonos en la red de atención primaria”.

Por lo tanto tras las personas de 80 y más años se continuará, con las vacunas de Pzifer y de Moderna,  vacunando a las de entre 70 y 79 años y posteriormente a las de 60 a 69. A continuación, se vacunará a los menores de 60 años con condiciones de riesgo alto de padecer enfermedad grave por la COVID-19, que se concretarán en la próxima Ponencia de Vacunas.

En la misma reunión se ha definido también cuales son los siguientes grupos a vacunar con AstraZeneca, aprobada en España para los menores de 55 años, y con la que ahora se está administrando la vacunación a los grupos de profesionales sanitarios primero y después a personas en el tramo de edad de 45 a 55 años.

Seguidamente “se irán bajando los tramos de edad hasta que se logre la vacunación completa”.

VACUNACIÓN EN EXTREMADURA

Hasta el pasado miércoles se han inyectado en Extremadura 82.028 dosis, lo que significa que hay 48.609 personas vacunadas de las que 33.419 tienen la pauta completa (dos dosis). Esta semana se han puesto 12.755 dosis y vacunado a 6.751 personas de las que 6004 han completado la pauta.

“Hasta el martes se han vacunado cerca de 1.300 grandes dependientes en domicilios, una “cifra muy importante dada la dificultad logística para la vacunación de este colectivo” ha destacado el responsable de Sanidad.

 

 

Se ha acordado crear un nuevo grupo de trabajo para preparar las próximas campañas agrícolas y ganaderas y proteger al sector primario de brotes de la COVID-19, “como ya se hizo el año pasado cuando se salvaron campañas como la de la cereza, el tomate, el tabaco, vendimia…”

También renovar la Estrategia del Cáncer, que no se renovaba desde hace diez años, y se ha aprobado otro documento para “establecer un grupo de trabajo para que en el plazo de seis meses estudie cómo el abordaje de la pandemia ha afectado al diagnóstico y tratamiento de diversos tumores y establezca medidas correctoras al respecto, ya que distintas asociaciones han manifestado que por la pandemia el diagnóstico en casos de cáncer ha caído un 20%.

En este sentido, Vergeles ha destacado que en Extremadura los programas de cribado de cáncer de mama, de cérvix y de colón sólo se suspendieron durante el confinamiento pero que desde el pasado mes de junio se está haciendo todo lo necesario para normalizar la actividad.