El Consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura ha anunciado en rueda de prensa esta misma mañana que a partir de las 0:00 horas del sábado, 11 de julio, será obligatorio el uso de las mascarillas para todas las personas mayores de seis años, aún en los supuestos donde se pueda mantener la distancia de seguridad.

El Consejero  considera que la situación epidemiológia en Extremadura es buena todavía, pero se toma la medida ya que supondrá un beneficio para “poder seguir transitando la nueva normalidad y no tener que volver a feses anteriores” y hoy mismo se publicará la resolución para este uso”.

El control del uso de las mascarillas lo llevarán a cabo las fuerzas y seguridad del estado y el incumplimiento lleva implícitas sanciones que oscilan entre los 100 y los 6000 euros.

Ponte en Órbita visitas desde 2

Según ha explicado José María Vergeles, “hay que ser contundentes con esta pandemia y lo vamos a seguir siendo”, de tal modo que “se barajan todas las posibilidades” y ha recordado que la situación epidemiológica de Extremadura no es, afortunadamente, la de otras comunidades autónomas (con un mayor número de infecciones, personas ingresadas y en UCI), aunque “tenemos que tener en Extremadura todas las herramientas para que tal situación no se produzca”.

Para el consejero de Sanidad, durante esta nueva normalidad los brotes que se puedan producir han de ser detectados lo antes posible, prevenidos en la medida de lo posible y, sobre todo, “evitar a toda costa que haya una transmisión comunitaria descontrolada”.

A pesar de que “lo hemos hecho muy bien los extremeños en las fases de la desescalada y lo tenemos que seguir haciendo así”, y de que “somos la comunidad con el mayor uso de la mascarilla”, ha afirmado el consejero que se ha detectado en el seguimiento epidemiológico determinadas situaciones que están provocando contagios y que “se deben a un cierto relax en las medidas de prevención, distanciamiento social y uso de las mascarillas”. Y eso, ha asegurado, nos está llevando a situaciones de contagios en el ámbito comunitario que dan origen a brotes.

José María Vergeles espera no tener que tomar más medidas pero “ha de saber la ciudadanía que sigue primando la salud por encima de cualquier cosa” y “tenemos que estar pendientes, atentos, vigilantes, preocupados, ocupados y permanentemente en alerta para que no nos contagiemos, porque el virus sigue con nosotros”.

El consejero de Sanidad y Servicios Sociales espera también que la medida del uso obligatorio de mascarillas sea entendida, se siga y que las infracciones sean las menos positivas porque eso será “buena señal”. Y estará deseando “desescalar también esta medida”, una vez que se produzca un control importante en el número de personas en seguimiento en todo el territorio regional.

La no utilización de la mascarilla será considerada infracción en materia de salud pública y, siguiendo el régimen sancionador, podría acarrear multas de entre 100 y 6.000 euros. Para su control se contará con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Se establecen, según contempla del decreto de nueva normalidad, algunas excepciones para personas con algún tipo de problema de salud mental o de carácter respiratorio.

CASOS CONFIRMADOS

José María Vergeles ha ofrecido datos sobre el número de casos confirmados durante el periodo de nueva normalidad, que asciende a 170, de los cuales activos hay 66 casos (con PCR positiva). De esos 170, 45 pertenecen al Área de Salud de Badajoz, 2 a la de Cáceres, 3 a la de Llerena-Zafra, 6 a la de Mérida, 9 a la de Navalmoral de la Mata y 1 a la de Plasencia.

De los 73 focos activos o brotes en el país en la actualidad, 4 corresponden a Extremadura: 1 en Navalmoral de la Mata y 3 en la ciudad de Badajoz. El de Navalmoral acumula 9 positivos por PCR y 3 contactos en seguimiento, es decir, del inicio del brote, con 66 personas en seguimiento, hoy quedan 12, por lo que “evoluciona bien” y “se debe considerar controlado”, en palabras de Vergeles.

El primer brote que se declara en Badajoz tiene 7 casos positivos y 39 contactos en seguimiento, por lo que hay un total de 46 personas en seguimiento, que se traduce, según el consejero, en “una disminución y en un control en su abordaje”.

“Los otros dos brotes en Badajoz preocupan algo más”, ha dicho el consejero, porque no solo afectan a esta ciudad sino también a otras áreas de salud, lo que hace necesario que se extremen las precauciones, y de ahí que se tome la medida de mascarilla obligatorio en toda la región.

El segundo brote tiene 5 positivos y 54 contactos y, por tanto, se sigue a 59 personas. El tercer brote tiene 14 positivos y 63 contactos (se sigue a un total de 77 personas), a expensas de que se declaren hoy o no brotes nuevos, por los casos positivos que se pudieran producir.

ANUNCIO DEL USO OBLIGATORIO EN EXTREMADURA DE LAS MASCARILLAS por EL CONSEJERO DE SANIDAD, JOSE MARÍA VERGELES (10/0/2020)

Ponte en Órbita visitas desde 1