El secretario general de Desarrollo Rural y Territorio, Manuel Mejías, y el presidente de la Comunidad de Regantes de Valdecañas, Primitivo Gómez, acompañados por el teniente de alcalde de Navalmoral, Iñaki Rodríguez, que hizo de anfitrión, compareció ayer en Navalmoral ante los medios para hablar sobre el proyecto de eficiencia energética en la zona regable de Valdecañas.

El teniente de alcalde moralo abrió el acto de la Comunidad de Regantes de Valdecañas mostrando su agradecimiento por haber sido elegida Navalmoral como lugar para el encuentro y ha pedido al responsable de la Junta que continúen las inversiones en nuestro entorno como la de los caminos, tan necesarias para el desarrollo del campo.

El presidente de la Comunidad de Regantes en su intervención dividió en cuatro las etapas por las que han pasado los regantes de Valdecañas. La primera, explicó, fue el comienzo sin una buena gestión y se crearon deudas; en la segunda tomaron conciencia del problema y comenzaron a gestionar debidamente; durante la tercera resurgió y se produjo la profesionalización del sector, donde Comunidad y Administración han trabajado juntos en una gestión controlada del agua con beneficios y con menos gastos energéticos, apostando por el cultivos de leñosos y poniendo en valor la tierra, el sol y el agua. El último de los puntos es el que comienza ahora iniciándose la consolidación con las ayudas que llegan desde la Junta de Extremadura en materia de ahorro energético.

Gómez, continuó su intervención indicando que se ha trabajado en la unión de las torres de regadío haciéndolas complementarias para en caso de fallar una poder trabajar con la otra. Ahora esperan nuevos retos y están pendientes de las partidas para la implantación de las fotovoltaicas.

Por su parte el secretario general de Desarrollo Rural y Territorio ha hablado de la apuesta desde las instituciones por la modernización del regadío pues así se crea empleo, se mejora la economía y se fija población dando respuesta de este modo a las necesidades del regadío tanto en zonas de montañas como en otras zonas de llano. En los últimos cuatro años, ha indicado Mejías, se ha invertido en Valdecañas casi 2.250.000€.

Para finalizar en una charla posterior se explicó que la Comunidad cuenta con 667 regantes que durante los últimos años han cambiado el secano por leñosos, granados en su mayoría, y en parte por la campaña ganadera. De las 6.000 hectáreas que lo componen tan solo 1.200 se explotaban, hoy en día se trabaja sobre 3.000. Pretenden que se utilice el 100% y para eso se están ofreciendo recursos para que vengan más inversiones en forma de empresas e industria. Al día de hoy se demandan trabajadores cualificados y por eso apuestan por la formación. Desde la Junta, Mejías, ofreció las instalaciones del Centro de Formación Rural para llevar a cabo este tipo cursos que prepare a la población y les permita el acceso a un trabajo en el sector.

Además el secretario general realizó una visita por las obras e instalaciones de la zona de regadío.