La Consejería de Educación y Empleo ha incorporado cambios en la Plataforma Educativa Rayuela para incluir en la ficha del alumnado una nueva funcionalidad para registrar el nombre elegido por el alumnado transexual en todos los documentos del centro educativo, excepto en los oficiales de evaluación, en los que es necesario mantener el nombre registral: el que aparece en su DNI, a efectos de expedición de títulos académicos y profesionales.

Esta nueva función de Rayuela ha sido habilitada coincidiendo con la celebración, hoy 31 de marzo, del Día Internacional de la Visibilidad Transgénero, una conmemoración anual dedicada a la celebración de las personas trans y la sensibilización en contra de la discriminación hacia las personas trans en todo el mundo.

Así, el próximo martes, 6 de abril (próximo día lectivo), el secretario general de Educación, Francisco Javier Amaya, enviará a los centros educativos unas indicaciones para la aplicación de esta medida con la que se da cumplimiento a la Ley de Igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales y de políticas públicas contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Sobre todo, con esta adecuación tanto de Rayuela como de toda la documentación administrativa de exposición pública, “se da respuesta a una vieja reivindicación del colectivo LGBTI y se evitarán discriminaciones por razón de identidad sexual y el menoscabo de los derechos a la intimidad y vida privada del alumnado trans”, ha explicado Francisco Javier Amaya.

“Se trata -afirma Amaya- de garantizar el derecho de las personas transexuales a poder desarrollar libremente su personalidad durante su infancia y adolescencia conforme a su identidad sexual”.

En este sentido, el secretario general de Educación ha destacado que “los centros educativos deben ser centros inclusivos, donde el alumnado y el profesorado, independientemente de su orientación sexual y de su identidad de género, se encuentren reconocidos y perfectamente integrados”.

En las indicaciones que se enviarán a los centros educativos, se hará hincapié en la necesidad de conservar el nombre registral que aparece en el DNI del alumnado trans en los documentos oficiales de evaluación hasta que el cambio de nombre sea efectivo en el Registro Civil y el alumnado cuente con el DNI ajustado a la inscripción registral rectificada.

Cuando el alumnado trans ya tenga su documentación con el nuevo nombre, los centros educativos deberán enviar a una dirección de correo habilitada al efecto la documentación actualizada para poder gestionar el cambio total del nombre en los documentos oficiales.

Se recuerda también, al profesorado y al personal de administración y servicios, que debe dirigirse al alumnado por el nombre elegido por éste o, en caso de no estar emancipado, por el indicado por alguno de sus representantes legales.

En el caso de que el centro obligue al alumnado a vestir un uniforme diferenciado por sexos, se deberá respetar la imagen física del alumnado transexual y la libre elección de su indumentaria. El alumnado transexual tiene derecho a vestir el uniforme que corresponda en función de la identidad sexual manifestada.

Además, en las actividades diferenciadas por sexo, se deberá tener en cuenta el sexo sentido por el alumnado, garantizándose el acceso y uso de las instalaciones del centro de acuerdo con su identidad de género, incluyendo los aseos y los vestuarios.

En cuanto al desarrollo informático técnico que ha requerido la aplicación de esta medida, el director general de Innovación e Inclusión Educativa, Juan Pablo Venero, ha explicado que se ha tratado de un “trabajo complejo que se inició en enero del 2020, un empeño que la pandemia no ha conseguido frenar”.

“Esta nueva funcionalidad de Rayuela supone -dice Venero- un gran beneficio para las personas que prefieren ser nombradas con un nombre distinto al que aparece en su DNI porque evita duplicidades en la documentación oficial o posibles errores en documentos oficiales, al tiempo que garantiza el respeto a las diferencias y a la diversidad de nuestras aulas”.