Ponte en Órbita visitas desde 2

Las medidas implantadas por Renfe han permitido mejorar de forma progresiva la fiabilidad del servicio de los de los trenes de Renfe en Extremadura, de manera que la puntualidad de los mismos durante el mes de febrero ha superado el 91 por ciento. En la semana del 17 al 23, la puntualidad media alcanzó el 94 por ciento.

puntualidad

Renfe continúa mejorando la ratio de puntualidad en los servicios que operan en Extremadura. Los datos acumulados en febrero sitúan la puntualidad media de los trenes en la Comunidad en un 91,09 por ciento, confirmando la tendencia al alza del último año.

En la pasada semana, del 17 al 23 de febrero, la puntualidad se elevó hasta el 94 por ciento de los servicios. Durante esos siete días circularon 187 trenes en Extremadura, de los que 176 fueron puntuales.

Las medidas que el equipo de gestión de Renfe ha adoptado en Extremadura desde el año pasado han permitido mejorar de manera progresiva la fiabilidad en el servicio, cumpliendo así unos de los principales objetivos de la compañía en su compromiso con Extremadura. En 2018 la puntualidad media de los trenes extremeños se situaba en el 69,7 por ciento, pasando a ser del 83,8 por ciento en el ejercicio 2019, lo que supuso ya un incremento de 14 puntos. En lo que llevamos de año, los datos más recientes de puntualidad ya superan el 90 por ciento.

En todos los casos, los datos de puntualidad toman como referencia las llegadas a destino con menos de cinco minutos de demora.

Las características actuales de la infraestructura en Extremadura, con gran parte del trazado en vía única, otorga aún más relevancia a los datos obtenidos en lo que llevamos de año, puesto que cualquier demora en un tren repercute en el resto de circulaciones previstas por ese punto.

Mejoras desde verano

Las medidas adoptadas por Renfe en Extremadura desde finales de 2018 han permitido mejorar de manera notable la fiabilidad del servicio en la región. La sustitución progresiva de trenes 598 por unidades 599, junto con las medidas correctoras (puntos de asistencia mecánica) y preventivas (sustitución de motores e incremento de frecuencia de paso por bases de mantenimiento) han permitido reducir el número de incidencias en el material rodante.

Entre los compromisos cumplidos desde el verano pasado se encuentra también la disposición de material de reserva en Mérida y Cáceres para agilizar la rotación de trenes en caso de contingencia en el servicio. El acompañamiento de mecánicos a bordo de los trenes o la revisión de protocolos de actuación en caso de incidencia son otros de los compromisos llevados a cabo desde verano.

A todas estas mejoras se suman las obras que actualmente se realizan para la construcción de la futura base de mantenimiento de Badajoz. Estas instalaciones permitirán mayor eficiencia en las actuaciones de mantenimiento al reducir el número de desplazamientos del material rodante hasta Madrid.