El Partido Popular de Navalmoral ha emitido una nota, tras su comparecencia ante los medios, en la que informan sobre su postura respecto a las ayudas anunciadas por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento moralo para las empresas y trabajadores autónomos con un millón y medio de euros. Consideran los populares que estas ayudas son compatibles con las de 400.000 euros propuestas con anterioridad por el GMP y que su concesión debe ser inmediata; les invitan a trabajar con las bases elaboradas por ellos cuyos puntos fuertes, según indican, son el pago instantáneo, sin requisitos administrativos, paliando así los efectos de los cierres y reducción de los horarios decretados por la Junta de Extremadura el 5 de enero de 2021.

Los populares hablan del “innegable contenido social” y que “las ayudas están dirigidas a mejorar la durísima situación económica por la que atraviesan muchos trabajadores autónomos y pequeños empresarios”. A su juicio, indican, “las millonarias ayudas ahora anunciadas por el equipo de gobierno pueden sumarse a la de los 400.000 euros que podrían ser repartidos este mes de febrero y ayudar ya a los sectores que lo necesitan”.

También anotan, que “podrán ajustarse las bases de las nuevas ayudas, y ampliar a sus beneficiarios evitando todo abuso y discriminación, pues ocurre que en el borrador presentado a los Populares”, “incomprensiblemente no se incluyen muchas actividades empresariales y sí otras”. Por otro lado, aclaran, “la tramitación de estas ayudas millonarias llevará su tiempo porque el equipo de Raquel lo hace con cargo a la aplicación presupuestaria 22 430 A 479, partida que tiene cero euros”.

El Partido Popular moralo dice estar preocupado “por los tiempos de ejecución de estas y otras ayudas: como es sabido, las ayudas sociales por importe de 200.000 euros, pese a que el equipo de gobierno lo vende constantemente como un triunfo de gestión, resulta que aún no han llegado a sus destinatarios, pese a que la resolución es de octubre de 2020, y los beneficiarios son 400 familias en situación de exclusión social, según el Ayuntamiento”.

Consideran que “no pueden retrasarse ninguna de las ayudas que se aprueben, máxime cuando el Ayuntamiento cuenta con 13 millones de euros en Tesorería y deja de ejecutar todos los años más de 5 millones de euros” y piden que, además de esas ayudas, “el Ayuntamiento saque a concurso público las 35 plazas de funcionario que están dotadas económicamente todos los años; así como poner en marcha la Residencia, lo que daría hasta otros 60 puestos de trabajo”.

Para terminar los Populares se sorprenden “de que ni la alcaldesa ni los portavoces del equipo de gobierno socialista desconozcan en qué estado se encuentra el expediente de apertura de la Residencia, y así lo han reconocido abiertamente cuantas veces ha sido preguntado sobre ello en distintas Comisiones Informativas”.