Ponte en Órbita visitas desde 2

La vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, avanzó ayer un paquete de medidas fiscales y económicas extraordinarias, orientadas a autónomos y a pequeñas y medianas empresas para que puedan afrontar las consecuencias de la crisis del coronavirus.

Entre esas medidas se ha determinado la suspensión, aplazamientos y fraccionamientos de pagos fiscales, que se arbitrará normativamente,  y medidas extraordinarias para agilizar y reducir los plazos de pago a proveedores, y de transferencias de subvenciones y ayudas.

Se trata de un primer paquete, ha dicho Blanco-Morales, que se irá completando con otras acciones que se aplicarán cuando las establezca el Gobierno central y las traslade a las comunidades autónomas.

FUNCIÓN PÚBLICA

Blanco-Morales también ha detallado las medidas adoptadas para los empleados públicos. Se ha elaborado una instrucción, que se publicar el sábado día 14 en el Diario Oficial de Extremadura (DOE), que recogerá actuaciones relativas a la protección y seguridad de la salud de los trabajadores y a la conciliación de la vida laboral y familiar.

En cuanto a la seguridad y prevención de riesgos laborales, desde la Administración se priorizará la atención telefónica y telemática en el servicio al público para evitar a los ciudadanos acudir a los registros físicos, si bien la atención personalizada al ciudadano se mantiene con medidas de prevención que garanticen la salud y la prestación del servicio.

También se evitarán reuniones y viajes de trabajo que no sean imprescindibles y se fomentará el uso de herramientas y plataformas telemáticas.

Además se suspenden actividades formativas destinadas a los empleados públicos y se sustituirá por formación online a través de las plataformas existentes.

Otra medida establecida es la posibilidad de prestación del servicio en la modalidad no presencial, mediante fórmulas de teletrabajo a través de la red corporativa de la Junta de Extremadura o de otras posibilidades tecnológicas, así como la reorganización de turnos para garantizar el funcionamiento de los servicios públicos.

La consejera también ha explicado que se han desarrollado medidas de flexibilización para aquellos empleados públicos con personas dependientes a su cargo, como es el caso de menores, mayores o personas discapacitadas. Para estos casos se mantienen las ya existentes y además se podrá solicitar una flexibilidad de la jornada laboral sin sujeción a los límites previstos en la normativa aplicable.

Si se diera la circunstancia de que los progenitores sean ambos empleados públicos, estas medidas de flexibilización solo las podrá disfrutar uno de ellos.

En el caso de que sea imprescindible, ha señalado la consejera, se permitirá la permanencia del personal en el domicilio, si se trata de un deber inexcusable.

PRUEBAS SELECTIVAS

En cuanto a las pruebas selectivas convocadas, la vicepresidenta ha afirmado que se ha decidido, de forma consensuada con los sindicatos de la función pública, el aplazamiento de las pruebas a las que se preveía una “masiva” concurrencia de aspirantes.

De este modo, se ha pospuesto la fecha del segundo ejercicio de la fase de oposición del cuerpo auxiliar, especialidad administración general, turno libre y discapacidad, que se iba a celebrar el  21 de marzo.

También se ha aplazado el segundo ejercicio de la fase de oposición del cuerpo administrativo, especialidad administración general, turno libre y discapacidad, cuya realización estaba prevista para el 28 de marzo.

En relación a la lista de espera convocada para la categoría profesional de la especialidad de bombero forestal conductor, también se pospone la realización del primer ejercicio, que estaba fijado para el 28 de marzo.

Las nuevas fechas de realización de estas pruebas aún no se han determinado, porque dependerá de la evolución de la epidemia.

Con respecto a las pruebas selectivas de concurrencia “más limitada”, Blanco-Morales ha indicado que el órgano convocante podrá adoptar la decisión de mantenerla o no, según corresponda en cada caso, atendiendo a la situación que exista en ese momento.