Ponte en Órbita visitas desde 1

La empresa Pago de los Baldíos de San Carlos SL, de Majadas de Tiétar, ha resultado ganadora de la Medalla de Oro al aceite de oliva virgen extra en la categoría Producción Convencional, en la XXI edición del Concurso de Aceites de Oliva Virgen Extra “Extrema Selección 2020”, convocado por la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura. La empresa Aceites Valdelagar S.L., de Valdelacasa de Tajo, que concursaba en la misma categoría, ha conseguido Medalla de Plata. En esta edición han participado 30 empresa oleícolas con 38 aceites.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha estado presente en el acto de entrega de los XXI Premios Cata-Concurso de Aceites de Oliva Virgen Extra “Extrema Selección 2020”, que se ha celebrado esta misma mañana en el Conventual de San Antonio, en Almendralejo. También ha asistido la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, Begoña García, entre otras autoridades.

Los premios constan de cuatro categorías, por lo que además de la Medalla de Oro de la categoría de producción convencional, que ha recaído en el Pago de los Baldíos de San Carlos, en Majadas, con su aceite elaborado con la variedad arbequina, la han recibido también otras tres empresas en sus correspondientes categorías.

Así, la medalla de oro en la categoría de oliva virgen extra de aceituna ecológica a la almazara Agropecuaria Carrasco, de la localidad cacereña de Eljas, por su aceite Vieiru.

En la categoría de aceite de oliva virgen extra de gran producción (más de 50.000 litros por lote), ha obtenido el primer premio la almazara Sociedad Cooperativa Nuestra Señora de la Cabeza, de la localidad pacense de Fuente del Maestre, por el aceite Roniel, producido con la variedad morisca.

La cuarta medalla de oro, que corresponde a la categoría de pequeño productor, ha premiado a Pedro Acerro Parras, por su aceite Olesus, elaborado con arbequina, en la localidad cacereña de Miajadas.

Otros nueve aceites que han sido analizados por el jurado durante la cata de deliberación han recibido medallas de plata, entre ellos a la empresa Aceites Valdelagar S.L., de Valdelacasa de Tajo.

 

Fernández Vara ha afirmado que casi el 50 por ciento de la producción de aceite en Extremadura es ecológica o de producción integrada, de acuerdo a unos parámetros de sostenibilidad y también medioambientales , destacando el esfuerzo y el trabajo llevado a cabo por los productores de aceite de oliva extremeños para lograr productos de calidad; “no puede haber un buen aceite si no hay un buen trabajo detrás”, ha subrayado.
El presidente ha considerado que incorporar la calidad como un elemento transcendental del negocio es “la llave maestra que te puede abrir todas las puertas del mundo”.
 
El consumo de aceite de oliva en el mundo todavía es “minoritario”, una situación que no se da en España ni en Extremadura ya que, según el último informe del Instituto Extremeño de Consumo, el 99 por ciento de los hogares extremeños consumen este producto en cuanto a calidad y precio.