La alcaldesa de Navalmoral, Raquel Medina, ha comparecido en rueda de prensa para informar sobre un proyecto consensuado con diferentes grupos políticos del consistorio moralo, cosistente en un nuevo programa de ayudas que están dirigidas a todos aquellos sectores económicos que se han visto perjudicados por la incidencia de la COV-19 en Navalmoral de la Mata.

A los tres programas Reinicia y a las Ayudas de Exclusión Social para incentivar el consumo en Navalmoral, se suma ahora 1.500.000 euros en el nuevo Plan de Rescate, una ayuda de las de mayor cuantía concedidas por Ayuntamientos de municipios inferiores a 100.000 habitantes de todo el territorio español,  dirigido a ayudar a mantener y activar la actividad económica con independencia del sector del que se trate.

Durante esta semana se han celebrado, además de la Junta de Portavoces, reuniones con el sector del comercio y la hostelería para que tuvieran conocimiento de cómo se va a desarrollar este plan y la cuantía definitiva con la que contará este programa de subvenciones, el cuarto desde que comenzó la pandemia.

Este millón y medio de euros procede del remanente de tesorería que se puede gastar conforme a la legalidad vigente y al acuerdo presupuestario firmado entre el Gobierno de España y diferentes fuerzas políticas. Un remanente que aún permite un gasto mayor y que fruto del acuerdo entre Gobierno Local y los Grupos Municipales: Socialista, Ciudadanos, Extremeños y Unidas por Navalmoral, irá destinado a: incentivos al empleo, generación de créditos al 0% o ayudas al fomento del emprendimiento.

En cuanto a las bases, la Alcaldesa agradeció el trabajo de todo el personal técnico, especialmente de la Agencia de Desarrollo Local, Intervención, Tesorería y Secretaría, que están haciendo todo lo posible para que puedan estar publicadas a lo largo de la semana que viene, además de estar buscando fórmulas que permitan una mayor celeridad en la concesión. En este aspecto ha querido recordar que hay algunas cuestiones a las que obliga la Ley de Subvenciones, como estar al corriente de pago con las diferentes Administraciones Públicas.  Concederlas sin acreditar este hecho implica que el receptor del dinero deba devolver la cuantía percibida si se constata la existencia de algún tipo de deuda con la hacienda pública, lo que a su vez conlleva un importante retroceso en los plazos de ejecución final.

Finalmente, la alcaldesa emplazó a la publicación de las bases para concretar toda la información relativa a la concesión de estas ayudas y ha recalcado que “irán destinadas a cualquier sector económico perjudicado por la incidencia de la COV y eso incluye desde la agricultura a la panadería”.