En el último Pleno de Navalmoral celebrado el pasado 5 de marzo se aprobó una modificación de crédito extraordinario financiado con remanente de tesorería y destinar de este modo un millón y medio de euros para ayudar al tejido empresarial de la localidad. El Partido Popular se abstuvo y el resto de partidos votaron a favor.

El Pleno de carácter extraordinario duró cerca de una hora. La tensión se hizo palpable entre el portavoz popular y la alcaldesa al entender los populares que no todos los sectores se podrán beneficiar de estas ayudas.