El director general de Política Forestal de la Junta de Extremadura, Pedro Muñoz Barco, ha presidido este jueves el Consejo Extremeño de Caza, en el que se ha decidido la modificación de la orden regional de veda para la caza de la tórtola, equiparándola al resto de normativas autonómicas.

Así lo ha explicado a los medios el responsable de la Junta, momentos antes de la reunión, que ha tenido lugar en la Institución Ferial de Badajoz, y a la que también ha asistido el director general de Agricultura y Ganadería, Antonio Cabezas García.

Según ha precisado Pedro Muñoz, la modificación propuesta por la Junta de Extremadura trata de adaptar la normativa regional a los “mismos días y cupos” que otras regiones.

Además, en el consejo se han abordado otros temas de interés, como las medidas establecidas por las autoridades sanitarias en relación a la Covid-19 y los protocolos a seguir, como el empleo de mascarilla,y  la limpieza de armas, entre otras.

Otra de las cuestiones propuestas por el Ejecutivo regional, ha sido la creación de una nueva figura de terreno cinegético en la Ley de Caza, denominada Coto Histórico. Se trata de la creación de una nueva figura administrativa para la gestión de la caza en Extremadura, en reconocimiento a derechos históricos de caza, en determinadas zonas, cedidos a los habitantes de determinados pueblos para su aprovechamiento, como es el caso del monte el “Baldío de Torreseca”, de la localidad de Jarandilla, sobre el que tienen derecho 6 municipios.