Ponte en Órbita visitas desde 2

Las II Jornadas de Intercambio de Experiencias de Bandera Azul en Playas de Interior, se celebraron el pasado martes en el Camping de Orellana la Vieja (Badajoz), dirigidas a los Ayuntamientos y organizadas por la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes, con el objetivo de continuar orientando e impulsando el proceso de obtención de la Bandera Azul para 2020 en las playas de la región, en el que actualmente se encuentran inmersos ocho municipios extremeños, entre ellos Madrigal de la Vera y Valdecañas de Tajo.

A esta cita han asistido ediles de nueve pueblos extremeños, y en ella se han dado a conocer las experiencias de otros destinos de interior que ya disponen de Bandera Azul, como las playas de Orellana y Cheles en Extremadura; Ponte Caldelas en Pontevedra; San Martín de Valdeiglesias en Madrid; Andújar en Jaén y Freixo de Espada à Cinta en Portugal. Actualmente en España existen seis banderas azules en playas de interior y dos de ellas están en Extremadura.

Se prevé que presenten su candidatura para la obtención de este distintivo para la temporada de baño 2020 los municipios extremeños de Alange, Azabal, Campanario, Herrera del Duque, La Codosera, Madrigal de la Vera, Moraleja y Valdecañas del Tajo.

La jornada comenzó con la intervención de Virginia Yuste, coordinadora de Bandera Azul de ADEAC, explicando los criterios de concesión de la Bandera Azul en aguas interiores y expoiendo datos estadísticos nacionales e internacionales. Posteriormente, ha explicado junto con Soledad Acedo del Servicio Extremeño de Salud (SES), los criterios de calidad que debe tener el agua para conseguir el distintivo.

Como anfitrión de la cita, el director general de Turismo, Francisco Martín Simón, ha destacado que esta jornada sirve de “encuentro para intercambiar experiencias y formación para ayuntamientos y alcaldes”.

A la jornada también han asistido otros municipios extremeños con zonas de baño que están interesados en obtener información sobre este distintivo, como Cañamero, Coria, Talarrubias y Esparragosa de Lares.

La Bandera Azul avala la calidad de las aguas; una gestión ambiental adecuada; la seguridad de servicios e instalaciones y la realización de actividades de educación ambiental, que incluyen la disposición de paneles informativos en el entorno de la zona de baño, requisitos indispensables para la obtención de este distintivo que supone un revulsivo para el sector turístico de la comarca.

Durante el mes de julio un inspector ha visitado las distintas zonas de baño; posteriormente, durante el mes de septiembre, se han realizado por parte de la Dirección General de Turismo visitas a dichos municipios para revisar los aspectos que se recogen en los informes de Bandera Azul para, de esta forma, perfilar las candidaturas de estos ocho municipios cuyo proceso terminará el próximo mes de noviembre con su presentación a la Fundación para la Educación Ambiental, FEE, de la que depende ADEAC, encargada de conceder el distintivo a nivel mundial, que en 2020 dictaminará los destinos extremeños que obtienen la Bandera Azul.