Ponte en Órbita visitas desde 1

La para powerlifting, Loida Zabala, subió ayer al podio para recibir la medalla de plata que la acredita como subcampeona de la Copa del Mundo de Mánchester, en la categoría de 50 kilos. Plata con sabor agridulce para la losareña que esperaba mejores resultados en la competición “me sentía fuerte, y estaba convencida de que era un peso fácil”. La vencedora de la categoría fue la ucraniana Lidiia Soloviova.

“No cumplí con el objetivo de esta competición, puesto que lo que quería conseguir realmente es levantar de forma oficial 100 kg, un peso que ni la semana pasada ni hoy me han pesado, una marca por la que estábamos preparados y por la que hoy era el día perfecto para levantarlo.”

Loida se quedó con el primer movimiento en el que levantó 95 Kg. Cuenta en sus redes, que perdió la posibilidad del segundo intento cuando uno de los “cargadores laterales me tocó la barra después de que el juez central me diera el start para comenzar a bajarla” y se atrevió con un tercer intento para levantar los 100, a pesar de que no la ataban lo suficientemente fuerte y tuvo que pedir que fuese Ayman quien la atase ya que lo ha hecho en otras ocasiones. Con todos estos inconvenientes lo intentó de nuevo y sin embargo “subió demasiado lento, por lo que me dieron nulo y no cumplí con esa meta”

Zabala, que con este segundo puesto obtine puntos que suman para Tokio 2020, prepara todo con mucho ánimo, para el siguiente reto que es la Copa del Mundo de Dubái, en el mes de abril.

La imagen puede contener: una persona