Ponte en Órbita visitas desde 2

El Ministerio de Justicia, con el fin de localizar y recuperar a las víctimas de la represión franquista, ha organizado un plan de choque del que informó ayer El País y donde se asegura que comprende trece actuaciones, de las cuales tres se llevarán a cabo en Extremadura y el resto en Andalucía, Comunidad Valenciana, Aragón y Castilla y León.

Las tres actuaciones que se llevarán a cabo en Extremadura se harán en fosas comunes de los cementerios de Navalmoral de la Mata, Fuentes de León y Puebla del Maestre.

En el caso de Fuentes de León, se llevará a cabo la segunda fase de la excavación de la fosa común localizada en el cementerio municipal.

En el caso de Navalmoral de la Mata y Puebla del Maestre lo que se hará serán sondeos arqueológicos en los respectivos cementerios municipales donde se cree que fueron sepultados los represaliados por el franquismo.

Este plan de choque surge tras el informe encargado por el Ministerio de Justicia, que se presentó en el mes de febrero, realizado por el doctor Francisco Etxeberría y 11 expertos.

Dicho trabajo analizaba el estado actual de las exhumaciones realizadas en las fosas comunes y entre otras llegaba a la conclusión de que entre el año 2000 y el 2018 se habían exhumado 740 fosas comunes en diferentes partes de España y se habían recuperado más de 9.000 cadáveres, gracias sobre todo al impulso de las asociaciones de la Memoria Histórica.

El informe urgía “la asunción de un compromiso activo por parte de las autoridades en la investigación de la suerte y paradero de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura, así como en la recuperación de los cuerpos”

Se destinarán 195.000 euros a este programa y tiene que estar listo antes de que termine el año. En cada actuación se invertirá un máximo de 15.000 euros y será el Gobierno de España el que directamente contrate a las empresas que se encargarán de estos trabajos y no a través de subvenciones a las asociaciones de la Memoria Histórica, que era la vía por la se optaba cuando se convocaron las primeras ayudas.

Se reactiva así la financiación nacional para la búsqueda y localización de fosas y la exhumación e identificación de víctimas, recogida en la Ley de la Memoria Histórica de 2007, cuya dotación estuvo congelada en la etapa del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y que posteriormente, con Mariano Rajoy en la Moncloa la ley no se derogó, pero la dotación quedó reducida a cero euros.

La Junta, las dos diputaciones y la Universidad de Extremadura a través del Proyecto para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (Premhex) han coordinado la elección, para estas primeras ayudas del gobierno de Pedro Sánchez, de Fuentes de León y Puebla del Maestre en la provincia de Badajoz y de Navalmoral de la Mata en la de Cáceres.