La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura inició el viernes, a través de trabajos desarrollados por la empresa pública Tragsa, labores de corrección hidrológica forestal clásicas, en Garganta la Olla, después de los incendios ocurridos en el verano recien finalizado.

Estas actuaciones son complementarias a las novedosas técnicas de helimunching, consistentes en arrojar paja desde el aire para proteger el suelo de la erosión sufrida tras los incendios. De ese modo, se da continuidad a las labores de restauración del terreno incendiado en las comarcas de La Vera y el Valle del Jerte. Hoy se han comenzado a construir distintos gaviones en el término municipal de Garganta de la Olla para proteger infraestructuras y minimizar los riesgos de erosión.

Los gaviones son estructuras que se construyen en los cauces, barrancos, canales de desagüe o cárcavas, posicionadas perpendicularmente al flujo del agua con el fin de disminuir la velocidad de circulación del agua de escorrentía, evitando el crecimiento de cárcava (tanto lateral en talud y lecho, como hacia la parte alta o inicio de la cárcava responsable de la erosión remontante).

Mediante los gaviones se logra también la retención de sedimentos y facilitar la regeneración natural aguas arriba de la estructura, al favorecer la acumulación de sustrato.