Ilustración archivo

Con motivo de la celebración del Año Santo Guadalupense 2020-2021 el arzobispo de Toledo, junto con los obispos extremeños, han firmado la Carta Pastoral “Guadalupe: Hogar de María, casa de sanación” hecho con el que se allanan las habituales disputas existentes alrededor de la titularidad del Monasterio de Guadalupe, que aunque admistrativamente pertenece a Extremadura, en lo eclesiástico pertenece a la Archidiócesis de Toledo.

Sin que haya ninguna cita directa a este hecho, la carta hace cotinuas referencias al papel de las partes a través de la historia en la consecución de la importancia que este centro de peregrinación cuya espiritualidad sembró la devoción a la Virgen de Guadalupe en México y que ha unido siempre tanto al pueblo llano como a reyes y nobles. La firma conjunta es un importante paso.

La Carta Pastoral “Guadalupe: Hogar de María, casa de sanación” ha sido firmada por el arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves y por los obispos de las diócesis extremeñas, el arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, y José Luis Retana, obispo de Plasencia. En la diócesis de Coria-Cáceres, la ha firmado su administrador diocesano, Diego Zambrano.  Esta circunstancia se produce, porque su anterior obispo, Cerro Chaves, es desde el pasado 29 de febrero, el titular del arobispado de Toledo.

El jubileo Guadalupense dará comienzo el próximo domingo, 2 de agosto, con la apertura de la puerta del perdón de la Basílica de Guadalupe y posteriormente una misa que estará presidida por el arzobispo de Toledo, Francisco Cerro, y concelebrada con los obispos de las diócesis extremeñas.

Puedes leer y descargar la Carta Pastoral en el siguiente enlace:

CARTA ““Guadalupe: Hogar de María, casa de sanación”

pastoral jubileo

Ponte en Órbita visitas desde 2