Más de 5.000 enfermeras y enfermeros de la región celebran hoy, 12 de mayo, el Día Internacional de la Enfermería, una efeméride que se conmemora desde 1974 en esta fecha por ser el aniversario del nacimiento de Florence Nightingale (1820-1910), considerada la precursora de la enfermería moderna.

Sólo en el Servicio Extremeño de Salud (SES) trabajan cerca de 4.500 profesionales de Enfermería, de los que más del 83 por ciento (3.699) son mujeres. Aproximadamente el 65 por ciento de los enfermeros y enfermeras del sistema sanitario público desarrollan su labor en los hospitales de la región, y el 35 por ciento restante en los centros de salud y consultorios locales de Atención Primaria.

También hay numerosos profesionales de esta disciplina sanitaria que prestan sus servicios en otras entidades públicas o privadas como el SEPAD (Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia), la Universidad de Extremadura, centros de enseñanza secundaria, Instituciones penitenciarias, clínicas sanitarias o residencias de mayores, entre otras.

En la situación actual de pandemia cobra especial relevancia la figura de Florence Nightingale, una enfermera nacida hace 200 años, como abanderada del lavado de manos para evitar el contagio de enfermedades infecciosas. “Toda enfermera tiene que lavarse las manos cuidadosa y frecuentemente a lo largo de la jornada. Si se lava la cara, mucho mejor”, escribió en su libro “Notas sobre Enfermería (1860).

Los enfermeros y enfermeras están desempeñando un papel crucial para afrontar la crisis sanitaria que se vive desde hace más de un año, demostrando sus capacidades como actores indispensables en la asistencia clínica, la formación, la investigación y la gestión de los recursos sanitarios.

El personal de enfermería abarca, entre otras competencias, la atención clínica aguda, la atención a la cronicidad, las urgencias, la promoción y prevención de la salud, la educación sanitaria, la cirugía, el diagnóstico, el triaje de pacientes, la atención a domicilio, la dimensión comunitaria, la salud pública, la gestión o la planificación

Los profesionales de la región han vivido este año 2021 la consecución de una reivindicación que venían planteando desde hace mucho tiempo, con la aprobación, el pasado mes de abril, del decreto que regula la denominada prescripción enfermera, que mejorará la agilidad y la eficacia del sistema de salud al permitirles prescribir determinados fármacos y productos sanitarios.

Extremadura tiene reconocidas las seis especialidades de la Enfermería que están homologadas por el Ministerio de Sanidad: Familiar y Comunitaria, Pediatría, Geriatría, Trabajo, Salud Mental y Obstetricia-Ginecología. Las tres últimas ya están desarrolladas y actualmente se está trabajando para implementar las restantes.