Ponte en Órbita visitas desde 1

La portavoz de la Junta de Extremadura y consejera de Igualdad, Gil Rosiña, ha comparecido ante los medios de comunicación para informar de la reunión que el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, mantuvo con los representantes de los agricultores y ganaderos que se manifestaron ayer en la capital autonómica.

La reunión, dijo Gil Rosiña, “se ha desarrollado en términos constructivos, de cordialidad y en el diálogo que el presidente Fernández Vara se empeña para resolver los problemas de la región”.

Señaló que el presidente había recogido las reivindicaciones de los manifestantes a través del documento que le entregaron y les dijo “de manera nítida” que no tiene ningún problema “y nunca lo va a tener” en hablar con ellos, pero la negociación debe ser con los representantes legítimos salidos de las elecciones del campo en Extremadura.

La consejera invitó a las fuerzas políticas de la región a trabajar de forma conjunta en defensa de la Política Agraria Comunitaria (PAC) “porque es vital para esta tierra y porque todos debemos apoyar a los agricultores y ganaderos”.

Aseguró también que el Ejecutivo extremeño “trabaja contra reloj para dar soluciones, dentro del ámbito competencial de esta autonomía” y recordó que ya en junio de 2018 la Junta firmó un documento con las Opas más representativas de la región y las cooperativas agrarias “que se remitió como posición oficial al Ministerio de Agricultura del entonces Gobierno de España”.

Fernández Vara, señaló la portavoz, les ha planteado cuestiones muy concretas en relación con la inspección de la cadena alimentaria, la fiscalidad, la mediación, los seguros agrarios o la competencia “y sobre todo con la Política Agraria Comunitaria”.