El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha informado sobre los datos referentes a la covid-19 y ha apelado a toda la ciudadanía a seguir manteniendo las recomendaciones sanitarias para poder mantener controlados los contagios.

Para el vicepresidente segundo, “el reto está en seguir bajando la incidencia”, de forma que si ahora el nivel de alerta es bajo, que hace unas semanas era impensable, se debe al “esfuerzo titánico de toda la sociedad”.

José María Vergeles ha indicado que los datos son mejores, de forma que actualmente los casos a 14 días son 50 por cada 100.000 habitantes, que descienden a 21 si se trata de los últimos 7 días. El porcentaje de positividad en COVID-19 es del 2,6 por ciento frente al 6,4 de media española.

Extremadura es la comunidad autónoma con el menor porcentaje de ocupación de camas hospitalarias, en concreto un 2 por ciento. En camas UCI están ocupadas el 9,7 por ciento frente al 26,26 de la media nacional, lo que permite ya atender a más pacientes con otras enfermedades.

El consejero ha destacado que ya hace más de un mes que no hay brotes en residencias de mayores, lo cual es importante porque los profesionales que les atienden ya no se infectan, y la incidencia entre los mayores a 14 días es de 37 casos por cada 100.000, y 11 a los 7 días, todo ello fruto del proceso de vacunación.

Hasta el momento se han dispensado 116.423 dosis, con lo que el número de ciudadanos extremeños vacunados es de 75.907, siendo unos 40.500 los que ya tienen la pauta completa. El esfuerzo va en buena dirección, pues ya se ha vacunado al 18,5 por ciento de los mayores de 80 años y se procede a vacunar a trabajadores esenciales.

En este sentido, Vergeles ha apuntado que el sistema sanitario extremeño está preparado para administrar 175.000 dosis semanales a partir del mes de abril, una vez vayan llegando más vacunas de las farmacéuticas ya aprobadas por la UE.