El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el acuerdo que posibilita a España la adquisición de  20,8 millones de dosis adicionales de la vacuna fabricada por Pfizer-BioNTech, contra la COVID-19. Estas vacunas se adquieren en el marco del nuevo contrato europeo con la farmacéutica que comenzará a entregarlas en el mes de abril y a lo largo del presente año.

 

Esta cantidad se añade a la primera compra realizada en noviembre a estos mismos laboratorios de más de 30 millones de vacunas, sumando unos 52 millones de vacunas que España recibirá del consorcio Pfizer-BioNTech y que servirán para inmunizar a un total aproximado de 26 millones de personas.

En España la inmensa mayoría de las vacunas que se administran actualmente pertenecen a esta compañía, con 2,4 millones de dosis inyectadas hasta ayer, lunes 15 de febrero.

Esta nueva remesa es fruto del contrato adicional firmado la semana pasada entre la Comisión Europea y estos laboratorios por valor de 200 millones de dosis más de las inicialmente compradas en noviembre, con opción a 100 millones adicionales, y en cuyo reparto entre los Estados miembros, que se realiza de manera proporcional a población, a España le corresponde el 10,57% de las dosis.

El coste total de esta remesa es de 322 millones de euros, a razón de un coste unitario por dosis de 15,5 euros.

La entrega se iniciará en abril, programando el envío de 7,8 millones de dosis durante ese segundo trimestre del año; otras 7,8 el tercer trimestre y 5,2 el último hasta sumar las 20,8 millones de dosis correspondientes a nuestro país en este contrato adicional.

Con esta actuación, que supone un importante impulso al proceso de vacunación, se refuerza la Estrategia de Vacunación Nacional y Europea, que aspiran a vacunar al 70% de la población antes de finales de verano.