Coros y Danzas El Encinar, de Navalmoral, celebró el pasado fin de semana su XXXIII Aniversario con un acto en la Casa de la Cultura morala donde se dieron cita parte de los integrantes que han hecho posible durante todo este tiempo que el folklore de la localidad, la comarca y la región sea llevado a múltiples rincones de Europa y América.

Un acto sencillo programado para la tarde del sábado 22 de diciembre en la Casa de la Cultura de Navalmoral reunió a una parte de los componentes de la rondalla, el coro y el cuerpo de baile que han formado parte de El Encinar a lo largo de su historia y donde también hubo un recuerdo especial para aquellas personas, que sin estar de cara al público en el escenario, también han hecho posible la realidad de la formación folklórica morala.

Para comenzar el acto tomó la palabra la directora del grupo, Angelines Sánchez, explicando que por causa de las fechas festivas en las que nos encontramos no ha sido posible que todos los componentes que han pasado por El Encinar estuviesen presentes. Seguidamente la alcaldesa de Navalmoral, Raquel Medina, le hizo entrega de una placa de reconocimiento para El Encinar por la trayectoria de la formación durante estos años.

La directora, continuó dando las gracias a los distintos alcaldes y concejales que han gobernado durante estos 33 años y les han mostrando su apoyo, eso sí, matizando que últimamente el folklore no se trata como cultura y parece que se olvidan de ellos, por lo que pide una mayor apoyo a este tipo de colectivos tanto en la localidad, como fuera de ella.

Los agradecimientos continuaron con los medios de comunicación que hacen posible la difusión, a las asociaciones de los barrios, a los sacerdotes, a los directores de los colegios, al cronista oficial, a las diferentes academias de baile de la localidad, a los gimnasios, a la coral y a los comercios de Navalmoral.

Seguidamente llegó el reconocimiento también para las formaciones, como las 5 Jotas del tío Pedro del Hogar de Mayores, la formación que ha nacido a través de los talleres que se han ido impartiendo a lo largo de estos años.

Comentaba Angelines que la primera salida que realizó El Encinar fue a la localidad vecina de Lagartera y desde entonces hasta ahora, el grupo ha recorrido Portugal de Norte a Sur, parte de Europa y también de América. El recuerdo llegó también para todos esos componentes y familiares que ya no están entre nosotros.

Parte de los componentes de ahora y los que formaron los Coros y Danzas con anterioridad tomaron el escenario para bailar la Moralita. Además y por petición de los asistentes interpretaron algún tema más.

Para terminar la celebración en el Barrio del Molinillo tomaron una chocolatada.